ONU urge a ayudar a los países más pobres ante crisis económica

Pidió a los líderes de G20 que "no se olviden de los países pobres".

La cuarta Conferencia de la ONU sobre los Países Menos Desarrollados (LDC, en sus siglas en inglés) fue inaugurada en Estambul con una petición urgente a ayudar a los estados más pobres, enfrentados a una doble crisis económica y humanitaria.

"Estamos en un momento difícil de la crisis global. A pesar de que la crisis se haya originado en los países desarrollados, los LDC son los más afectados porque los desarrollados tienen instrumentos para salir de la crisis y no así" aquellos, explicó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en rueda de prensa.

Por ello, pidió a los líderes de G20 (las economías más desarrolladas y las naciones emergentes) que "no se olviden de los países pobres".

"Invertir en los LDC no es caridad, es una oportunidad para todos. Podemos aliviar a mucha gente que sufre pobreza y enfermedades. Es una responsabilidad de los líderes mundiales. Además, de esta forma, podemos contribuir a la recuperación económica global", añadió Ban.

El grupo de los LDC está formado por 33 países africanos, 9 asiáticos, 5 de Oceanía y 1 americano (Haití), que presentan el menor Índice de Desarrollo Humano del planeta.

Pese a que su población suma 885 millones de personas (el 13 por ciento mundial), sólo se reparten el 1 por ciento de la riqueza total y tres de cada cuatro de sus habitantes vive con menos de 2 dólares al día.

Pero estos países no son sólo pobres, sino que además sufren conflictos bélicos y son el origen del 60 por ciento de los refugiados de los últimos años.

"Si no logramos elevar los estándares de vida de estas personas, el mundo se enfrentará a peligros desde el punto de vista político y de la seguridad", avisó el presidente de Turquía, Abdullah Gül, quien definió esta situación como "insostenible en términos morales y de política internacional".

Gül pidió que, en lugar de gastar tanto en armas, los Estados más desarrollados dediquen una parte de su riqueza a invertir en los pobres.

Desde que se conformó en 1971 el grupo de los LDC en la ONU, se han celebrado tres cumbres sobre su situación (en 1981, 1990 y 2001) y el número de países menos desarrollados se ha incrementado de 25 a 48, aunque algunos expertos consideran que los territorios palestinos deberían estar también dentro de este grupo.

"Nos preocupa que el número de LDC no se reduce, sino que aumenta. La globalización no ha sido positiva en este sentido y ha contribuido a incrementar el número de países pobres", afirmó Gül.

Tan sólo tres Estados han conseguido desarrollarse lo suficiente para salir de esa lista: Botsuana en 1994, Cabo Verde en 2007 y Maldivas en 2011.

"No es casualidad que los tres países que se han 'graduado' del grupo LDC son aquellos que tienen mejores notas en principios democráticos", dijo Ban.

Sin embargo, el profesor Richard Falk, presidente del Consejo Académico de la Conferencia, atribuyó hoy la falta de progresos a que las naciones pobres sufren "el colonialismo y la interferencia de Occidente".

"Vivimos en un mundo en el que millones de personas viven con 1,25 dólares al día. En un mundo así, nadie puede sentirse inocente", criticó el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, y acusó a los países desarrollados de no mostrar "suficiente interés" en este tipo de conferencias.

El objetivo de la cumbre es establecer una estrategia para los próximos diez años destinada a reducir a la mitad el número de personas que sufren hambre y pobreza en estos países, además de intentar que hasta 24 Estados logren abandonar el grupo LDC.

El secretario general de la ONU reconoció que muchos países "no han visto progresos", a pesar del programa aprobado en 2001, lo que complica la consecución de los llamados Objetivos del Milenio, cuya fecha límite es 2015.

"El bienestar de millones de personas depende de los resultados de esta conferencia", subrayó Ban.

Temas relacionados

 

últimas noticias

¿Un segundo referendo sobre el brexit?

¿Quién le pone nombre a los huracanes?