Orden de arresto contra Gadafi

Jueces de la Corte Penal Internacional decidirán si aceptan la solicitud.

Como consecuencia de la dura represión por parte de las fuerzas militares libias contra los manifestantes que desde el pasado 15 de febrero piden a gritos un cambio de régimen en el país norafricano, el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), Luis Moreno-Ocampo, les pidió a los jueces del alto tribunal órdenes de arresto contra el líder de la revolución de Libia, Muamar Gadafi; su hijo, Saif al Islam, y su cuñado, el jefe de Inteligencia Abdulá Senussi, por “asesinato y persecución” de civiles.

En una rueda de prensa celebrada en La Haya, Moreno Ocampo afirmó que luego de más de dos meses de investigación tiene “elementos de prueba sólidos” que comprueban que los tres altos funcionarios del régimen son los máximos responsables de la actual situación de conflicto en Libia, ya que ordenaron “personalmente los ataques contra civiles libios no armados”. Ahora los jueces de la CPI deberán decidir si aceptan la solicitud de arresto, la rechazan o piden información adicional a los fiscales antes de tomar una decisión.

Tras el anuncio, Ocampo se mostró cauto sobre la determinación que tomen los magistrados y se limitó a aclarar que, de emitirse la orden de arresto, ésta no irá dirigida a la comunidad internacional, sino a las autoridades libias. Sin embargo, reconoció que la detención no está garantizada, ya que en la actualidad no existe ningún acuerdo con Libia en esa materia.