Orioles sorprenden con racha ganadora en arranque de la MLB

Los Yankees regresaron al triunfo, esta vez sobre Minnesota.

El dominio y buen juego de los Orioles de Baltimore y de los Vigilantes de Texas les permitió una jornada más mantener el invicto dentro de la competición del béisbol de la Liga Americana.

El segunda base Brian Roberts pegó jonrón de tres carreras para apoyar la gran labor del abridor Jake Arrieta en el montículo y los Orioles ganaron 5-1 a los Tigres de Detroit.

El triunfo se dio en el escenario ideal del Camden Yards, de Baltimore, que registro un lleno (46.593 espectadores) para presenciar el partido inaugural de la nueva temporada en su campo después de llegar con una barrida de 3-0 que lograron ante los Rays de Tampa Bay.

La marca de 4-0 es la mejor que han tenido los Orioles desde la temporada de 1997 y además lo han hecho con un gran pitcheo y bateo al permitir sólo una anotación por partido y haber sumado 17 carreras producidas.

El segunda base de los Orioles es el responsable de los dos jonrones que han pegado en la nueva temporada su equipo.

Arrieta (1-0) lanzó seis entradas completas para quedarse con el triunfo después de permitir seis imparables y una carrera limpia, dio dos bases por bolas y abanicó a tres bateadores.

El gran trabajo de Arrieta siguió en la línea de los abridores de los Orioles que en los cuatro partidos disputados sólo han cedido dos carreras y tienen 0,69 de promedio de efectividad.

El relevista Jason Berken completó dos episodios con un hit y tres ponches y Koji Uehara lanzó el noveno para sacar los tres últimos “outs” del partido.

Los Orioles, que tuvieron al ex piloto Earl Weaver como el encargado de hacer el lanzamiento del honor del partido, confirmaron que bajo la dirección del manejador Buck Showalter, que llegó a mitad de la pasada temporada para hacerse cargo del equipo (34-23) siguen por el buen camino del triunfo.

El segunda base Will Rhymes fue el que pegó el sencillo impulsador de la carrera que iba a anotar Brandon Inge para los Tigres (1-3), que llegaron desde Nueva York, donde perdieron (2-1) la primera serie de la nueva temporada ante el equipo local de los Yanquis.

Los Tigres no tienen su primera serie en el Comerica Park, de Detroit, hasta el próximo viernes.

La marcha triunfal de los Vigilantes continúo al ganar por 6-4 a los Marineros de Seattle con el jardinero dominicano Nelson Cruz siendo el protagonista al conseguir empatar marca en las mayores.

Cruz se convirtió en el tercer pelotero en la historia de Grandes Ligas que conecta al menos un jonrón en los primeros cuatro juegos de una temporada al hacerlo en el partido ante los Marineros.

Mientras que el abridor Derek Holland lanzó seis entradas con un pitcheo eficaz y los Vigilantes se mantienen invictos desde que se inició la nueva temporada al haber conseguido cuatro triunfos.

Texas (4-0)
tiene su mejor inicio de campaña desde que consiguió marca de 7-0 en 1996, después de barrer a los Medias Rojas de Boston durante el fin de semana en serie de tres juegos.

Los Orioles (4-0),
Filis de Filadelfia y Rojos de Cincinnati (ambos con 3-0) son los otros equipos que quedan invictos después de cinco días de competición
Holland (1-0) , que salió como cuarto abridor en la rotación de los Vigilantes en los partidos de la pretemporada, lo aseguró en su primera salida de la nueva campaña al permitir tres carreras y siete imparables en seis episodios; ponchó a cinco bateadores y dio una base por bolas.

Mientras que el cerrador estelar dominicano Neftalí Feliz lanzó una novena entrada perfecta para su primer salvado de la campaña.

Los Marineros habían organizado una ofensiva en la cuarta entrada con un doblete productor de Justin Smoak y una rola productora del receptor dominicano Miguel Olivo, pero el cuadrangular solitario de Cruz en la parte baja de la entrada colocó la pizarra en 4-2.

La derrota fue para el abridor Erik Bedard (0-1) que aguantó sólo cinco entradas en el montículo para ser castigado con cuatro imparables cinco carreras, tres fueron limpias, dio dos bases por bolas y abanicó a tres bateadores.

De nuevo el poder del bate del tercera base Alex Rodríguez y el designado boricua Jorge Posada, que pegaron sendos jonrones, permitió a los Yanquis ganar por 4-3 a los Mellizos de Minnesota en duelo de equipos punteros.

Rodríguez y Posada pegaron sendos jonrones de dos carreras cada uno y el abridor novato dominicano Iván Nova mantuvo al equipo en el partido para al final conseguir la victoria.

El relevista intermedio Joba Chamberlain, el dominicano Rafael Soriano y el cerrador panameño Mariano Rivera lanzaron una entrada en blanco cada uno para cerrar el decimoquinto triunfo de los Yanquis en los últimos 16 partidos que han jugado en Nueva Yok contra los Mellizos.

Los triunfos incluyen los conseguidos en las barridas que les propinaron a los Mellizos en la primera ronda de la fase final de los últimos dos años
Rodríguez pegó su jonrón número 615 en la primera entrada y Posada lo imitó en el siguiente episodio, en su tercer cuadrangular en dos días.

La derrota se la quedó el abridor Scott Baker (0-1) después de lanzar seis entradas en las que fue castigado con cinco imparables, incluidos dos jonrones, le hicieron cuatro carreras, regaló cuatro boletos y sacó cuatro ponches.