OTAN hunde ocho navíos de Gadafi en Libia

El presidente de EE.UU., Barack Obama, pidió una vez más al líder libio que abandone el poder.

La OTAN anunció el viernes que sus aviones bombardearon y hundieron ocho buques de guerra de las fuerzas leales al líder libio Muamar Gadafi, a quien el presidente estadounidense Barack Obama le repitió que sólo le queda la alternativa de abandonar el poder.

En la noche del jueves y el viernes de madrugada, aviones de la OTAN hundieron ocho buques de guerra de las fuerzas gubernamentales en ataques coordinados en los puertos de Trípoli, Al Jums y Sirte, indicó la Alianza Atlántica en un comunicado.

La OTAN explicó en el comunicado que la colocación de minas y el recurso creciente del ejército de Gadafi a la fuerza naval perturbaba la entrega de ayuda humanitaria indispensable y ponía en peligro a las fuerzas de la Alianza.

Ante esa situación, "la OTAN no tenía más opción que tomar acciones decisivas para proteger a la población civil de Libia y las fuerzas navales de la OTAN", declaró en el comunicado el almirante Russ Harding, comandante adjunto de la operación de la Alianza en Libia.

"Todos los buques atacados la noche pasada eran buques de guerra, sin uso civil", insistió el almirante.

El jueves hacia la medianoche local (6:00 p.m. hora colombiana), una hora después de los primeros ataques, un barco seguía ardiendo en el puerto, de donde se elevaba una columna de humo, según un periodista de la AFP presente en el lugar.

Dos horas más tarde se escucharon nuevas explosiones en la capital libia, sobrevolada por aviones de caza.

Pocas horas antes, en un discurso sobre Oriente Medio, el presidente estadounidense Barack Obama legitimó la intervención de la OTAN en Libia, con mandato de la ONU, sin la que "miles de personas hubieran muerto".

"La oposición ha organizado un consejo provisional legítimo y creíble. Y cuando Gadafi abandone inevitablemente el poder o sea obligado a hacerlo, acabarán décadas de provocaciones y podrá comenzar una transición hacia una Libia democrática", aseguró Obama.

Inmediatamente después, el régimen libio calificó el discurso del presidente estadounidense de "delirante".

Obama "se cree las mentiras que su gobierno y sus medios de comunicación difunden por todo el mundo. No demuestran ni un solo cargo contra nosotros, y se niegan a investigarnos", declaró el portavoz del régimen, Musa Ibrahim, en una rueda de prensa.

"No es Obama quien decide si Muamar Al Gadafi abandona o no Libia. Es el pueblo libio quien debe decidir su futuro", insistió.

El jueves por la noche, la televisión libia mostró imágenes del coronel Gadafi, aparentemente en buen estado físico.

La OTAN atacó en varias ocasiones la residencia del líder libio en Trípoli en las últimas semanas y se habían difundido rumores de que Gadafi habría sido herido en uno de estos ataques.

La actuación de la OTAN ha permitido estabilizar la situación en el este del país, entre Brega y Ajdabiya, a 160 km al suroeste de la "capital" rebelde de Bengasi y ha permitido a los rebeldes acabar con el asedio de la ciudad de Misrata (oeste), cuyo aeropuerto pasó de nuevo a manos rebeldes el 12 de mayo.

No obstante, la "situación en Misrata sigue siendo la misma", indicó este viernes no obstante Jalal al Gallal, uno de los portavoces del Consejo Nacional de Transición (CNT, órgano de dirección de la rebelión), precisando que se producen combates esporádicos.

Según Jalid Abu Falra, responsable médico en Misrata, los combates celebrados el viernes al oeste de Misrata causaron un muerto y nueve heridos.

 

últimas noticias