OTAN no tiene información sobre posible renuncia de Gadafi

El secretario general de la OTAN Anders Fogh Rasmussen, dijo desconocer las versiones de prensa que hablan de la salida del líder libio del poder.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, aseguró que la organización no tiene ninguna información confirmada de que el líder libio Muamar el Gadafi planee dejar el poder, como lo aseguró un diario ruso citando a altos cargos de Moscú.

“No tengo ninguna información confirmada de que Gadafi haya contemplado la posibilidad de renunciar, pero está bastante claro que el final debe ser que deje el poder”, indicó Rasmussen.

Según el periódico ruso “Kommersant”, el líder libio estaría dispuesto a dimitir a cambio de garantías de seguridad y de eludir un proceso ante la Corte Penal Internacional (CPI) , que ha emitido una orden de arresto en su contra.

Respecto a una solución negociada sobre su salida y una posible transición a la democracia en Libia, Rasmussen subrayó hoy que corresponderá a los “libios moldear el futuro”, en cooperación con la comunidad internacional.

Sí dejó claro que la Alianza Atlántica no aceptaría hoy por hoy que Saif al Islam Gadafi, hijo del líder libio y alto dirigente del régimen, tuviese un papel destacado en el nuevo escenario político, tal y como exigiría Trípoli, de acuerdo con el diario “Kommersant”.

“Su sitio está en La Haya y no en Trípoli”, respondió Rasmussen a las preguntas sobre Al Islam, en referencia a la orden de arresto emitida por la Corte Penal Internacional en su contra.

Asimismo, el secretario general aliado destacó el compromiso de la OTAN para seguir defendiendo a la población civil y aseguró que los acontecimientos muestran que el tiempo se acaba para Gadafi.

“Desde que comenzó la operación hemos dañado o destruido más de 2.700 objetivos militares legítimos”, señaló Rasmussen, quien resaltó que los progresos están siendo “significativos”. Recordó que Gadafi “pierde terreno cada día” en el frente militar y que su “maquinaria de guerra está degradada”.

Preguntado sobre si la OTAN detendrá los bombardeos cuando llegue el Ramadán este verano, Rasmussen subrayó que la Alianza tiene mandato de las Naciones Unidas para proteger a los civiles bajo ataque en todo momento y mostró su confianza en que sea el régimen el que frene la violencia durante el mes del ayuno.
 

Temas relacionados