OTAN se excusa por la muerte de seis civiles en el este afgano

Luego del error militar, la organización ofreció a las familias de las víctimas seis corderos y dinero en efectivo.

La Fuerza de la OTAN en Afganistán (ISAF) se excusó públicamente el martes en Jost, por la muerte de seis civiles durante una operación a mediados de julio cerca de esta ciudad del este afgano.

El coronel Chris Toner, jefe de las fuerzas de la OTAN en las provincias orientales de Jost y de Paktia, presentó en nombre de la coalición sus excusas "al pueblo afgano" ante responsables locales, jefes tribales y parientes de las víctimas.

El militar explicó que la operación del 14 de julio tenía como objetivo un jefe talibán que preparaba atentados suicida en la ciudad de Jost. Inicialmente, la OTAN había anunciado haber matado a seis insurgentes en esta operación.

Pero luego inició una investigación cuando el gobernador de la provincia, Mubarez Zadar, afirmó que los seis muertos eran civiles, entre ellos una niña de 11 años, y que la OTAN había efectuado esta operación sobre la base de "malas informaciones".

En conformidad con la tradición afgana, la OTAN ofreció seis corderos y dinero a las familias de las víctimas. "Los perdonamos, pero no podemos aceptar ni el dinero ni los corderos", explicó Jan Mohammad, un allegado a las víctimas, pues "si lo hacemos, los talibanes van a crearnos problemas".
 

Temas relacionados

 

últimas noticias

El voto electrónico en Brasil

La bodega de la muerte en México