Papa pide no ser indiferentes a crisis alimentaria en África

El Sumo Pontífice se refirió al tema desde el lugar donde está de vacaciones.

El papa Benedicto XVI afirmó este domingo que “está prohibido quedarse indiferente ante la tragedia de los hambrientos y los sedientos” y volvió a recordar la situación dramática que se vive en el Cuerno de África.

Así lo explicó en el mensaje durante la tradicional ceremonia dominical del rezo del Ángelus, que se celebró en Castel Gandolfo (cerca de Roma), donde el pontífice está de vacaciones.

Benedicto XVI, que dedicó su reflexión de este domingo al milagro de los panes y los peces, agregó: “Debemos ser sensibles a la pobreza de los pueblos” y exhortó a “compartir el pan con los necesitados”.

El Papa volvió a recordar la situación en el Cuerno de África, donde “se sufren las dramáticas consecuencias de la carestía, agravadas por la guerra y la falta de sólidas institucionales”.

El pasado 17 de julio, el papa hizo, durante el Ángelus, un llamado a la comunidad internacional para que lleven ayuda urgente a la población afectada por la grave sequía en el Cuerno de África.

El pasado día 20, la ONU declaró el estado de hambruna en las regiones meridionales somalíes de Bakool y Baja Shabelle, aunque no prevé que se extienda más allá en la región, pese a la situación de grave crisis alimentaria en el sur de Etiopía y el norte de Kenia.

La sequía que castiga al Cuerno de África es la peor en la zona de los últimos 60 años, según la ONU, y sus devastadores efectos han colocado en situación crítica a unos 11 millones de personas.