"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec

Parlamento griego aprueba plan de austeridad

Fue aprobado con 155 votos a favor de los 300 diputados de la Cámara.

El Parlamento griego aprobó este miércoles con 155 votos a favor de los 300 diputados de la Cámara el plan de austeridad exigido por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional a cambio de nuevas ayudas, anunció el presidente de la institución.

De los 298 diputados presentes, el proyecto recibió el apoyo de 154 diputados socialistas -uno votó en contra- y de una diputada disidente de derecha, mientras que 138 votaron en contra.

El diputado de la mayoría socialista Panayotis Kouroublis votó en contra, pero a favor lo hizo una diputada de derecha ignorando la consigna de su partido Nueva Democracia de rechazarlo.

Cinco diputados de cetro derecha que habían desertado hace meses el gran partido de oposición Nueva Democracia votaron en blanco en esta votación nominativa.

El proyecto de presupuesto adoptado prevé un ahorro de 28.000 millones de euros en el periodo 2012-2015 y 50.000 millones adicionales por privatizaciones.

Inmediatamente después de la votación, el primer ministro Giorgos Papandreou, anunció la expulsión de Kouroublis del grupo, lo que reduce a 154 la mayoría de la que dispone el gobierno socialista, que el jueves volverá a someterse a otra votación crucial sobre la ley de aplicación del plan votado el miércoles.

Kouroublis había alegado poco antes de la votación que "no podía aceptar el chantaje" impuesto por la Eurozona entre la bancarrota del país o la adopción del plan considerado "injusto".

Su colega socialista Alexandre Athanassiadis que había indicado que votaría en contra sin embargo lo hizo a favor, afirmando que había sido "convencido" por el discurso de Papandreou en la tribuna.

Desde esta mañana, Europa entera tenía los ojos puestos en Atenas a la espera del resultado de la votación de este plan que ha sacado a la calle a decenas de miles de griegos furiosos por los sacrificios que les exigirá su cumplimiento.

En juego estaba la bancarrota de Grecia o la continuación de las ayudas de sus socios y acreedores para evitarla, con el consiguiente riesgo que habría supuesto para el propio euro, la moneda única europea.

Temas relacionados