Pasión por la salud

En 1911 iniciaron la travesía de los medicamentos franceses en Colombia. Luego los desarrollaron y hoy son el laboratorio más grande del mercado.

El año 1911 fue uno de esos que sirvieron para marcar la historia de Colombia. Días en los que la  gran reforma de la Constitución de 1910 tomaba curso y eliminaba la pena de muerte, regresaba el periodo presidencial a cuatro años sin reelección inmediata y se veía el gobierno de Carlos E. Restrepo, el primer presidente antioqueño que ganó por la Unión Republicana. Y también era el año en el que los medicamentos franceses entraban al país. Lo hacían de la mano de Bernard Pauly, consejero del gobierno francés en Comercio Exterior.

Pauly, todo un hombre de negocios, fue el encargado de dar por terminada la “fórmula magistral”, aquella práctica con la que los médicos colombianos veían al paciente, generaban precisamente una fórmula para que el boticario la mezclara y luego fuera tomada o aplicada. Se convirtió en el encargado de darle paso al producto terminado y de revolucionar la manera en la que se consumían los medicamentos en el país.

“Nosotros cambiamos y modernizamos la terapéutica en Colombia y a eso nos hemos dedicado todos estos años”, comenta Esther Ventura, presidenta de Lafrancol, la empresa que su tío abuelo, el señor Pauly, abrió en 1911 y que hoy, cien años después, controla exitosamente, a tal punto que la ha convertido en el principal laboratorio del país, con ventas de $350.000 millones al año y 10.000 empleados entre directos e indirectos. “En ese entonces no fue fácil cambiar la mentalidad de los médicos porque su prestigio lo daba la fórmula. Hasta que se convencieron de que era mejor el producto terminado”, apunta.

Todo comenzó en Barranquilla, por donde su tío abuelo entró los primeros productos importados, que bajaban en barcos a vapor por el río Magdalena y luego eran llevados a lomo de mula desde Honda hasta el centro del país. “Posteriormente mi papá, Roberto Ventura, químico farmacéutico de la Universidad Nacional que murió hace dos años, convenció a los franceses de hacer la transferencia tecnológica para que nos enseñaran a hacer los productos en Colombia. Y se logró. Eso fue en 1940, el año en que Lafrancol sacó unas grageas, las primeras del mercado colombiano con tecnología francesa”.

La empresa, que antes se llamaba Laboratorios Ventura Pauly, se fue en 1948 para Cali atraída por el azúcar, fundamental para hacer jarabes y, además, por la cercanía con el puerto de Buenaventura, lo que daba una facilidad para llegar a Bogotá. El éxito siguió llegando y con la planta a todo dar el portafolio de desarrollos no se hizo esperar. Roberto Ventura buscaría su sucesor y encontraría a la persona más indicada en su hija Esther, después de graduarse como ingeniera química con un máster en ingeniería industrial y especialidad en matemáticas aplicadas.

“Llegué a los 24 años a la empresa a hacerme cargo de los negocios. Entonces desarrollamos una cantidad de productos que son la mayoría con la innovación nuestra, con lo que le facilitamos al paciente la terapia y aportamos una mejor absorción. Lo hicimos con principios activos conocidos, por ejemplo el Eroxim, que es el viagra libre de patentes. Es un producto que se disuelve y produce efectos más rápidos porque llega a la sangre en cinco minutos y no en 20, como la tableta tradicional”.

Lafrancol es pionero en la introducción de productos hormonales, tiene el 30% del mercado colombiano en anticonceptivos y “somos el primer laboratorio en ventas de farmacéuticos éticos, también el primero en formulación médica, es decir, somos más grandes en Colombia que cualquier multinacional, que el segundo, que es Pfizer, y el tercero, que es Bayer”, agrega la empresaria.

Lo que viene, con cien años de experiencia, es consolidar los mercados de Guatemala, República Dominicana, Ecuador, Perú, Uruguay, Venezuela, México, Bélice, Panamá y Costa Rica, en donde ya están, y penetrar el de Vietnam, a donde sólo falta superar aprobaciones sanitarias. Una construcción de empresa que dice tener el secreto del éxito en la pasión por la salud.

 

últimas noticias