Petróleo cae en Nueva York tras indicadores decepcionantes

En Londres, en el Intercontinental Exchange, el barril de Brent del mar del Norte, con el mismo plazo de entrega, subió apenas 12 centavos, a 115,05 dólares.

El precio del petróleo cayó este jueves en Nueva York, tras divulgarse indicadores decepcionantes sobre el crecimiento y el empleo en Estados Unidos.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (denominación "light sweet crude" negociado en EEUU) para entrega en julio terminó a 100,32 dólares, 1,09 dólares menos que el miércoles.

En Londres, en el Intercontinental Exchange, el barril de Brent del mar del Norte, con el mismo plazo de entrega, subió apenas 12 centavos, a 115,05 dólares.

La caída de los precios "se desató debido a los malos indicadores, y al impacto del informe sobre reservas estadounidenses del miércoles, que era en general más bien negativo", explicó Matt Smith, de Summit Energy.

Durante la tercera semana de mayo se elevó el número de solicitudes de seguro de desempleo en Estados Unidos, según cifras publicadas el jueves por el departamento de Trabajo, lo que implica una mala señal para la demanda de energía.

Por otro lado, el departamento de Comercio estadounidense confirmó que el crecimiento económico se desaceleró en el primer trimestre de 2011, con una progresión del 1,8% a ritmo anualizado. Los analistas esperaban un incremento de 2,0%.

"Esto cortó el impulso del mercado. El barril cayó a menos de 100 dólares y volvió a aumentar a pesar de la evolución vacilante del euro" y del dólar, agregó Matt Smith.

El euro perdió una parte de sus ganancias frente al dólar en el curso de la sesión, minimizando el sostén del mercado de cambios al mercado petrolero.

Las pérdidas del precio barril se aceleraron poco antes del cierre del Nymex, a pesar de una nueva recuperación de la moneda europea.

"La única cosa positiva fue el retroceso de las existencias de productos destilados", subrayó Matt Smith. No obstante, algunos vieron allí elementos positivos para los precios.

"Frente a los refinadores que tratan más crudo, el mercado anticipa un aumento de la demanda para transformarlo en producto", explicó Andy Lipow.

 

Temas relacionados