Petróleo termina sobre los US$ 110 en Nueva York

El WTI incrementó sus ganancias a lo largo de la sesión, que había iniciado en alza gracias a buenas cifras de empleo en Estados Unidos.

Los precios del petróleo subieron netamente este jueves en Nueva York, superando los 110 dólares por primera vez desde setiembre de 2008, en el marco de persistentes tensiones en el mundo árabe y luego de un buen indicador en Estados Unidos.


En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del "light sweet crude" negociado en EEUU) para entrega en mayo terminó en 110,30 dólares, en alza de 1,47 dólares en relación al miércoles, y superando la barra muy simbólica de los 110 dólares. En sesión alcanzó 110,44 dólares, su nivel más alto desde setiembre de 2008.


"Era un nivel técnico muy importante, la cifra que todo el mundo escrutaba", subrayó John Kilduff, de Again Capital. Y no porque se trate de un número redondo. "Fue la gran barra de 2008, el nivel a partir del cual los precios se dispararon realmente, hasta superar 147 dólares y que se convirtió en un nivel de resistencia una vez que los precios se replegaron", recordó Kilduff.


El WTI incrementó sus ganancias a lo largo de la sesión, que había iniciado en alza gracias a buenas cifras de empleo en Estados Unidos. El número de nuevos desempleados inscriptos retrocedió nuevamente la semana pasada.


La situación se mantiene tensa en el mercado petrolero, pudiendo "cambiar en un minuto", subrayó Tom Bentz, de BNP Paribas.


En Libia, el gobierno acusó a las fuerzas británicas de bombardear instalaciones petroleras en Al-Sarir, en el sureste del país, causando daños materiales.


La OTAN negó estas acusaciones. El general Charles Bouchard, comandante de la operación, acusó por el contrario a las fuerzas leales a Muamar Gadafi precisó que se había desatado un incendio en una instalación del norte de Sarir.


"En todo caso, es una instalación de la que no vendrá petróleo al mercado", observó Tom Bentz.


Por otra parte, el general estadounidense Carter Ham, comandante de las fuerzas estadounidenses en Africa, estimó poco probable que los rebeldes libios logren lanzar un asalto a Trípoli para derrocar a Gadafi.


Ello sugiere que "potencialmente el petróleo libio podría qudar fuera de circuito durante un período prolongado", estimó John Kilduff.

Temas relacionados