Piden absolver a procuradora envuelta en prevaricato

La misma Procuraduría había pedido que se le acusara, pero este jueves pidió declararla inocente por omisiones en caso de paramilitarismo.

La Procuraduría pidió que se absuelva a Gladys García Moantalvo, juzgada por la Corte Suprema porque, al parecer, no utilizó los mecanismos jurídicos de los que gozaba como procuradora para evitar que la Fiscalía precluyera la investigación por los supuestos nexos que mantuvieron varias personalidades con el Bloque Tayrona de las Autodefensas y el narcotráfico, especialmente con Hernán Giraldo Serna,. Alias ‘El Viejo’.

El mismo Ministerio Público le pidió al fiscal del caso en junio de 2008 que dictara resolución de acusación en contra de esta funcionaria delegada del ente de control disciplinario para la función penal en Santa Marta, Magdalena; para el organismo, García Montalvo también terminó contraviniendo órdenes expresas del entonces procurador General Edgardo Maya Villazón, pero su posición inicial fue transformada radicalmente hasta el desarrollo de la diligencia de este jueves, en la que pidió la absolución.

En ese entonces, se encontraba vigente el requerimiento a los procuradores judiciales, mediante la resolución 202 de 2003, para que interpusieran los recursos legales necesarios para evitar acciones contrarias a la Ley y la Constitución, especialmente en las investigaciones penales relacionadas con homicidio doloso, secuestro, extorsión y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, como las denunciadas por los exparamilitares.

Adicionalmente, García Montalvo también intervino en el proceso que se adelantó contra los fiscales a cargo de esta fallida investigación, pese a encontrarse impedida por el hecho de haberse constituido en parte del proceso por el cual estaban siendo juzgados estos operadores jurídicos, dice la Procuraduría; solo entonces señaló la existencia de irregularidades en los averiguatorios por las denuncias de los desmovilizados, que señalaban a varias personas de hacer parte del grupo de colaboradores de ‘El Viejo’.

Bajo la existencia de tales sindicaciones, la 

Corte Suprema de Justicia deberá determinar la responsabilidad de la funcionaria en el caso, cuya presunta labor omisiva también habría contribuido a que se dejaran en el tintero investigaciones por asesinatos selectivos que ocurrieron con frecuencia en Santa Marta, especialmente en contra de líderes sindicales.

Por su parte, la Fiscalía le solicitó Sala Penal que dicte sentencia condenatoria en contra de la acusada, por considerar probada su incurrencia en el delito de prevaricato por omisión.