Piden a Lotería de Bogotá aclarar criterios de licitación por $2,2 billones

El proceso comienza en enero de 2012 y en el Concejo de Bogotá advierten que hasta el momento no se cuenta con un cronograma definitivo.

El concejal Andrés Felipe Arbeláez se refirió a la licitación de chance en Bogotá, avaluada en 2,2 billones de pesos, y dijo que es necesario que la Lotería de Bogotá defina cronograma para el proceso, pues a cinco meses de comenzar el proceso licitatorio no están fijadas las condiciones.


“Por ineficiencia de la Lotería de Bogotá están en juego 2,2 billones de pesos y el futuro de más de 12.000 chanceros en el Distrito. A menos de cinco meses de terminar 2011, no se cuenta con un cronograma definitivo del proceso licitatorio de chance, cuya concesión está programada para comenzar en enero del próximo año”.


De acuerdo con información de la Personería de Bogotá, en la actual concesión de chance se han presentado una serie de inconsistencias, especialmente en lo relacionado con el Plan de Gestión Social, pues Apuestas en Línea, actual concesionario, se comprometió a invertir 9.081 millones de pesos, pero los vendedores de chance y sus familias no han recibido los beneficios como fueron pactados.


Frente a esto, el concejal Carlos Guevara expresa que “no hay claridad en los criterios para otorgar dichos beneficios y que es preocupante el hecho que el Distrito no cuente con un registro actualizado de chanceros para garantizar que los recursos lleguen a quienes verdaderamente los necesitan. Además, falta vigilancia y control en los servicios en línea, como la recarga de celulares y pins para bajar música, que se suministran en los puntos de venta de chance”, explicó.


De esta forma, el cabildante hizo un llamado a la Lotería de Bogotá para que “ejerza un mayor control al concesionario actual y tome las medidas pertinentes para no poner en riesgo los 2,2 billones de pesos y el futuro de los vendedores de chance que están en juego con la nueva licitación. Así mismo, pido un acompañamiento por parte de los entes de control durante todo el proceso licitatorio, de manera que se garantice su transparencia y la inclusión de los actuales promotores y vendedores de chance”.