Piden reabrir investigación por sindicalista asesinado en 1991

Al parecer, seis policías participaron en el asesinato fuera de combate a un líder obrero señalado como guerrillero.

La muerte del sindicalista Santos Mendivelso Coconubo deberá seguir siendo investigada por la Fiscalía, luego de que la Corte Suprema de Justicia determinara que el tribunal militar que cesó la actuación ni siquiera contaba con la competencia para asumir el caso.

La Sala Penal le pidió al ente de control penal ordinario que investigue si los seis policías involucrados en el crimen tuvieron parte en él porque, como lo dice un testigo, reaccionaron en contra de la víctima por dedicarse a la actividad sindical y porque consideraban que pertenecía a la guerrilla del ELN.

Los hechos materia de investigación ocurrieron el 5 de abril de 1991en Turmequé, Boyacá, cuando desconocidos que lucían ruanas la emprendieron a tiros contra el profesor Mendivelso Coconubo en momentos en los que se dirigía a su sitio de trabajo.

El 21 de enero de 1994 Valentín Montañez González declaró que seis integrantes del F2, hoy Sijín de la Policía, eran los responsables del asesinato, ya que la víctima era líder obrero y, aparentemente, pertenecía al ELN.

La petición de la Corte sugiere la presunta responsabilidad del mayor Alfonso Enrique Velasco Torres; el teniente Rafael Antonio Arrutanegui Santos; los sargentos Rafael Álvarez Urueta y Orlando Espitia Fonseca; y los agentes Eyery Flórez Bautista, Gustavo Amaya Ruiz y José Lisandro Lagos Sierra.

"La ejecución sumaria de una persona sospechosa de mantener vínculos con una organización armada disidente no puede ser considerada como una función legítima de la Policía Nacional", se lee en la sentencia.

Temas relacionados