Policía aparta por nueve meses a coronel sorprendida ebria

Aunque el general Naranjo había contemplado su destitución, la coronel Luz Eugenia Molta fue retirada por un tiempo de la institución.

En abril pasado, la teniente coronel Luz Eugenia Molta, a las 11:00 p.m. de un miércoles, perdió el control de su vehículo (un Chevrolet Aveo azul, de placas RHL-668), causando su volcamiento después de chocar contra un separador.

El accidente se registró en la Avenida Boyacá con calle 136, y aunque la uniformada no sufrió lesiones graves, el comandante de la Policía de Tránsito de Bogotá, coronel Juan Francisco Peláez, confirmó que la conductora presentaba estado de embriaguez. En la trayectoria de la oficial, Molta figura haber sido jefa de seguridad de los exfiscales Luis Camilo Osorio y Mario Iguarán Arana.

Pues bien, luego de que las autoridades confirmaran que la coronel que se accidentó por conducir bajo los efectos del alcohol, el director de la Policía, general Oscar Naranjo, le recomendó a los pocos días que solicitara la baja. "Si su decisión, por dignidad y respeto, es solicitar su retiro de la institución, ese retiro será aceptado de manera inmediata", dijo Naranjo al calificar este episodio como bochornoso para la Policía Nacional.

Según el alto oficial esa conducta va en contra de los principios de un uniformado de la Policía y más cuando se trata de alguien con un grado de oficial. "Lo que la Dirección General dispone es que haya medidas ejemplarizantes, porque debemos ser los primeros en dar buen ejemplo".

No obstante, este jueves en la noche se informó que la oficial será apartada del cargo por nueve meses, sin recibir salario. La razón por la cual no será retirada de la institución o recibirá un castigo más severo es que ella no tenía antecedentes disciplinarios y su hoja de vida era impecable.