Policía de Noruega está "orgullosa" de sus hombres a pesar de críticas

Según el reporte, la operación sufrió un contratiempo cuando el barco de policía tuvo problemas en el motor.

El jefe del equipo policial que detuvo al autor confeso del tiroteo en la isla de Utoya, cerca de Oslo, dijo que está "orgulloso" del trabajo de sus hombres, en medio de las críticas por el tiempo que las fuerzas de seguridad tardaron en poner fin a la masacre.

"Han sido muy sólidos y han demostrado un gran coraje", dijo Haavard Gaasbakk a la prensa.

Anders Behring Breivik fue detenido el viernes, casi una hora después de que la policía recibiera un primer mensaje de alerta sobre la matanza en la isla, situada a 40 km de Oslo.

El mando policial contó a la prensa cómo llegó a la isla al frente de otros nueve hombres, y cómo detuvieron al tirador, que durante más de una hora estuvo disparando contra un campamento de verano laborista en el que participaban unas 600 personas.

La operación sufrió un contratiempo cuando el barco de policía tuvo problemas en el motor pero, según la policía, esto le hizo ganar tiempo ya que el equipo se dividió en dos y utilizó barcos civiles, más rápidos.

Anders Behring Breivik se rindió sin oponer resistencia casi justo después de la llegada de la policía a la isla, añadió el funcionario.

En el tiroteo murieron 68 personas. A ellas se añaden otras ocho muertas a causa de la explosión de un coche bomba poco antes en el barrio de los ministerios, en el centro de Oslo.

Temas relacionados