Policía reconoce errores en requisa de agente que se suicidó

El director de la Dijin señaló que aún se desconoce si el subintendente manejaba en estado de embriaguez.

El director de la Dijin, general Ramiro Mena, aceptó que hubo un error de procedimiento de requisa que infortunadamente ocasionó que el subintendente Pedro Antonio Barajas Delgadillo se quitara la vida con su arma de dotación.

"Estas circunstancias harán parte de la investigación frente al procedimiento policial de las patrullas de tránsito de por qué tenía el arma (...) Muy posiblemente nuestros patrulleros de tránsito incurrieron en un mal procedimiento del registro de la persona porque de acuerdo con las primeras informaciones sí se realizó pero mal y le dejaron el arma de dotación al subintendente Barajas Delgadillo", dijo Mena.

El alto oficial señaló que es muy lamentable esta pérdida para la institución y destacó la excelente hoja de vida del uniformado que llevaba más de 12 años de servicio en la Dirección de Investigación de la Dijin.

"Nuestra solidaridad a su familia que hace parte de la institución, su esposa es intendente de la Policía, con dos niños de 7 y 2 años de edad. Las circunstancias de su muerte, vinculadas a un accidente de tránsito, están en proceso de investigación y a la espera de los resultados de Medicina Legal para  determinar si el uniformado manejaba en estado de embriaguez", dijo el alto oficial.

Según informó la Policía, el subintendente Barajas Delgadillo salía de su turno hacia la media noche y camino a su residencia ubicada en el barrio Fontibón, se estrelló con dos vehículos de servicio público.

Un testigo del accidente aseguró que tras el choque, el uniformado emprendió la fuga por lo que fue perseguido por varios taxistas que lo alcanzaron a la entrada del conjunto residencial Centenarios dos; en el momento en el que se prestaba a ingresar a la unidad residencial fue cerrado por varios automóviles y golpeado por sus conductores.

Respecto al caso de la coronel Luz Eugenia Molta que registró positivo en la prueba de alcoholemia, la oficial se encuentra de vacaciones mientras se adelanta la investigación disciplinaria. Sin embargo, según se conoció la uniformada está a la espera de culminar su periodo en la Policía para poder retirarse y recibir su pensión.