Por contratación, pliego de cargos a congresista Carlos Julio Bonilla

La Procuraduría le endilga irregularidades cuando fungió como alcalde de Santander de Quilichao, Cauca, en convenio de más de $3.000 millones.

Por presuntas irregularidades en procesos previos a la contratación de obras públicas como alcalde de Santander de Quilichao, Cauca, el representante a la Cámara Carlos Julio Bonilla Soto entró en la mira de la Procuraduría, que formuló pliego de cargos en su contra.

Al parecer, las faltas disciplinarias se dieron en el marco de la contratación de un concesionario dedicado a la selección  los contratistas a cargo de las obras; el contrato superaba los 3.000 millones de pesos, sostuvo el Ministerio Público.

El acuerdo contractual que la Alcaldía suscribió con la Secretaría Técnica del Convenio Andrés Bello estaba destinado a la “cooperación y asistencia técnica para coadyuvar a la gestión de programas y proyectos viables tanto del Plan de Desarrollo o Plan de inversiones como otros que propendan por el fortalecimiento institucional de la Alcaldía de Santander de Quilichao”.

En desarrollo de este proceso, la Secretaría había celebrado ocho contratos por más de 3.800 millones de pesos, que habían sido asumidas por la administración distrital y eran manejados por el Convenio.

Según el Ministerio Público, era necesario convocar a un concurso licitatorio, pero el entonces alcalde, probablemente, adelantó actuaciones tendientes a evadir este requerimiento de selección objetiva.

“Con esta conducta el ex alcalde habría vulnerado lo establecido en la ley, pues para que las entidades estatales puedan aplicar los reglamentos de un organismo internacional el proyecto debe ser financiado por dicho organismo”, sostiene la Procuraduría.