Por un embarazo responsable, cuidado y deseado

En mayo te invitamos a apoyar un proyecto que busca evitar embarazos no deseados e informar a la población vulnerable sobre la sexualidad responsable.

La pobreza entristece. Ser pobre entristece. Y ser pobre en Cartagena, lugar de recreo de capitalinos y extranjeros, entristece mucho más. La situación difícil que viven las comunidades en riesgo de la capital de Bolívar ha hecho mella sobre el estado de ánimo de sus habitantes y ha sembrado en sus jóvenes la desesperanza.

Esta es la razón que da Eliane Barreto, ginecóloga de Profamilia, para explicar por qué, mientras en todo el país disminuyeron las cifras de embarazo adolescente (de 20.5 por ciento en 2005 a 19.5 por ciento en 2010), en Cartagena y en todo el departamento de Bolívar, aumentaron (20 por ciento en 2005 a 21.3 por ciento en 2010).

Para atacar esta desesperanzadora situación, Profamilia creó en la capital del departamento el programa ‘Apoyo’, para prevenir el embarazo adolescente mediante un enfoque integral, que incluye en primera instancia charlas informativas sobre autocuidado, sexualidad, derechos sexuales y reproductivos y uso adecuado del condón; en segundo lugar, prestar servicios médicos como revisión general, consulta ginecológica y citología vaginal; y en tercero, ofrecer productos como condones, pastillas anticonceptivas y otro tipo de métodos de anticoncepción.

Pero, por sobre todas las cosas, el principal objetivo de ‘Apoyo’ es enseñarles a estas jóvenes que sí hay esperanza, que un embarazo a corta edad no va a solucionar los problemas, y que, aunque la situación es difícil, todo siempre puede mejorar.

Tu apoyo es fundamental para financiar la realización de este ambicioso proyecto. La atención a cada participante en el programa cuesta anualmente $250.000 pesos. Nuestra meta es completar los nueve millones de pesos que cuesta la atención de 36 participantes. Si lo logramos, Profamilia podrá replicar esta iniciativa en otras partes del país donde la fundación tiene presencia.

Puedes lograrlo con cinco aportes de $50.000 mensuales. O si lo prefieres, puedes apoyar la quinta, cuarta, tercera o media parte de la atención a un beneficiario. Cualquier aporte cuenta y así podremos evitar que más niñas cartageneras se conviertan en madres por cuenta de la pobreza, la desesperanza o la desinformación.

Finalmente, un embarazo no deseado afecta a la madre, a su familia, y a toda Colombia. Cada persona que deja de estudiar por mantener a un hijo debilita el tejido social y agota las posibilidades de crecimiento de todo el país.

Para hacer efectiva tu donación ingresa al siguiente enlace http://bit.ly/jtDLGg

Por Conexión Colombia/para Soyperiodista.com