En vivo: La justicia transicional a dos años del Acuerdo con las Farc

hace 10 mins

Príncipe de Mónaco

Rafael Nadal ratificó que es el mejor jugador del mundo en cancha de polvo de ladrillo.

El tenista español Rafael Nadal conquistó el domingo el título en el Masters 1000 de Montecarlo por séptimo año consecutivo, tras imponerse en la final a su compatriota David Ferrer, por 6-4 y 7-5, sobre la tierra batida del prestigioso torneo monegasco.

Para el número uno mundial, se trata del primer título desde el que consiguió en Tokio en octubre y tuvo que ser en su pista talismán de Montecarlo, en la primera gran cita de la temporada europea sobre arcilla, su superficie favorita, y donde defenderá en mayo y junio el título en Roland Garros, segundo de Grand Slam de la temporada.

“Nunca habría podido imaginarme esto. Soy un hombre con suerte. Trabajo mucho, pero no soy el único en este caso y nadie ha tenido la suerte de ganar tantos torneos a los 24 años. ¡Gracias a la vida!”, dijo emocionado el jugador ibérico.

En su enfrentamiento con Ferrer, Nadal encadenó su victoria consecutiva número 37, para sellar siete años de dominio absoluto en Mónaco, una racha sin precedentes en la historia centenaria del tenis.

Hace más de un siglo, en la década de 1880, el estadounidense Richard Sears consiguió siete campeonatos seguidos en su país, pero era otra época y el defensor del título pasaba directamente a la gran final.

El de Montecarlo 2011 es el título número 44 del palmarés de Nadal, el 30 en tierra batida, donde sólo ha perdido seis partidos de los 187 disputados desde principios de 2005.

En torneos de categoría Masters 1000, la inmediatamente inferior a los Grand Slam, es el título número 19, dos más que el suizo Roger Federer y el estadounidense ya retirado André Agassi.

Las buenas sensaciones de esta semana en Montecarlo, convierten a Nadal por si quedaba alguna duda en gran favorito para el Roland Garros, que comenzará en París el 22 de mayo.

El año pasado, la estrella española se exhibió en Mónaco cediendo únicamente 14 juegos en sus cinco partidos; en esta ocasión ha perdido más, un total de 34, y el sábado llegó incluso a perder un set en semifinales contra del escocés Andy Murray.

En la final, que se decidió en dos  horas y 16 minutos, Ferrer plantó batalla, pero volvió a caer con Nadal, el hombre que le derrotó en 2010 en Roma, otra ocasión en la que el valenciano había conseguido llegar al último partido de un Masters 1000.

“Fue un partido muy parejo y disputado. Al final del segundo set, con 5-5 y mi servicio, cometí dos faltas directas que me costaron muy caro. Rafa es el mejor jugador sobre tierra batida de todos los tiempos", declaró Ferrer.

Rusia y República Checa a la final

El equipo de dobles conformado por Iveta Benesova y Barbora Zahlavova Strycova se impuso al integrado por An-Sophie Mestach y Alison van Uytvanck (6-4 y 6-4) y, tras lograr el punto definitivo, llevó a la victoria ante Bélgica a la República Checa, quien disputará la final de la Copa Federación de tenis frente a Rusia.

El equipo centroeuropeo desafiará su primer título de la competición desde la separación de Eslovaquia, en 1994. Como Checoslovaquia consiguió cinco coronas (1975, 1983, 1984, 1985, 1988).

La serie definitiva será en Rusia entre el 5 y el 7 de noviembre, cuando se sabrá quién es el sucesor de Italia, campeón de las dos más recientes ediciones.

 

últimas noticias

Maradona en Sinaloa