Príncipe Guillermo se va a las Malvinas, pero sin Catalina

Los planes de vivir tranquilos los próximos dos años cambiaron. El nuevo duque de Cambridge pasará 10 semanas en las islas.

El príncipe Guillermo y su recién estrenada esposa, Catalina, habían decidido vivir en Gales, en el campo, lejos del bullicio de Londres. Sin embargo, dentro de unos meses el duque de Cambridge tendrá que vivir aún más lejos de la capital británica: nada menos que en las islas Malvinas, a más de 12.000 kilómetros de Reino Unido. Aunque Catalina no podrá acompañarle en esta ocasión.

Según recogió ayer la prensa británica, el príncipe Guillermo tendrá que pasar unas 10 semanas en las islas Malvinas, destinado por la Real Fuerza Aérea (RAF) para las que trabaja como piloto de rescate. Ese periodo comenzará aproximadamente en septiembre, y su esposa no irá con él, ya que la estancia es demasiado corta como para poder ir acompañado por un familiar. Aunque la pareja supo que Guillermo tendría que marcharse hace ya algunas semanas, la noticia no se hizo pública hasta esta semana.

Esta estancia, según explican los medios, es importante para que el príncipe consiga ascender de copiloto a piloto dentro del cuerpo de búsqueda y rescate de la RAF.

Guillermo y Catalina se casaron el pasado viernes 29 de abril en Londres ante 1.900 invitados, entre los que estaban casas reinantes de todo el mundo. Los recién nombrados duques de Cambridge volvieron el sábado a su residencia de Anglesey, en Gales. El príncipe Guillermo se incorporó el martes al trabajo, por lo que todavía no comenzarán su luna de miel. Sus portavoces han anunciado que la pasarán 'en el extranjero', aunque se desconoce el lugar exacto.