Precios mundiales de los alimentos permanecen estables

Los cereales subieron bruscamente en abril, pero se compensó con el descenso en lácteos, azúcar y arroz. Carnes y aceites, inalterados.

Los precios de los alimentos permanecieron prácticamente sin cambios en abril tras un descenso en marzo que interrumpió un periodo de ocho meses de incrementos sucesivos, según anunció este jueves en Roma la FAO.

Si bien el índice de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) para los precios de los alimentos registró pocos cambios con respecto a marzo, los precios estaban todavía un 36 por ciento por encima a los de abril de 2010 y tan sólo un 2 por ciento menos con respecto a su nivel máximo de febrero de 2011.

  "La caída de los precios del azúcar y un descenso en los del arroz ayudaron a estabilizar el índice, pero los precios internacionales de casi todos los demás productos básicos agrícolas permanecieron estables", sostiene el informe de la FAO. 

"Las fluctuaciones del dólar y el incremento de los precios del petróleo están contribuyendo a los elevados precios de los productos básicos agrícolas, en particular los cereales", reconoció David Hallam, director de la división de Comercio y Mercados de la FAO. 

"Con una demanda que continúa siendo elevada, las perspectivas para una vuelta a precios más normales dependen en gran medida de cuánto será el incremento de la producción en 2011 y de cuánto se repondrán las reservas de cereales en la nueva temporada", subrayó el experto. 

Según el informe, los precios internacionales de los cereales subieron bruscamente en abril, pero la subida fue compensada por los descensos en los productos lácteos, azúcar y arroz, mientras que los aceites y la carne permanecieron casi inalterados. 

La organización internacional reconoce, sin embargo, que las últimas indicaciones apuntan a una recuperación de la producción mundial de cereales en 2011 como respuesta a los elevados precios y si se mantienen unas condiciones meteorológicas normales. 

"Se espera que la producción mundial de trigo se incremente un 3,5 por ciento y la de arroz el 3 por ciento", estima FAO. 

"Aunque las perspectivas iniciales para la producción de cereales en 2011 sean buenas, la meteorología será crucial en los próximos meses", señaló Abdolreza Abbassian, experto en cereales de la FAO.  "Las previsiones de producción para 2010 eran muy favorables el año pasado por estas fechas, pero la meteorología adversa entre julio y octubre cambió aquellas perspectivas de forma radical", añadió.

"De todos los cereales, el maíz es el más preocupante", advirtió el experto.

"Este año necesitaríamos rendimientos por encima de la media -si no récord- en Estados Unidos para que mejore la situación del maíz, pero la siembra se ha visto hasta ahora retrasada en forma considerable debido a las condiciones de frío y humedad sobre el terreno", concluyó Abbassian.

Temas relacionados

 

últimas noticias