Presidente yemení acepta formalmente una iniciativa para traspasar el poder

Al menos cuatro personas murieron en choques durante una manifestación en la provincia de Taiz.

El presidente del Yemen, Alí Abdalá Saleh, ha aceptado formalmente una iniciativa de los países del golfo Pérsico para que abandone el poder en el plazo de un mes, informó este domingo el viceministro de Información Abdo el Guindi.

"El presidente ha dado su aprobación definitiva a toda la iniciativa del golfo (Pérsico) sin condiciones y en el marco de la Constitución del país", señaló el Guindi.

Según el viceministro de Información, la aceptación de Saleh "responde a presiones estadounidenses y saudíes para poner fin a la crisis".

La iniciativa, dada a conocer el pasado jueves por una misión del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), integrado por Arabia Saudí, Kuwait, Omán, Emiratos Árabes Unidos, Catar y Baréin, establece que Saleh ceda el poder al vicepresidente Abdi Rabo Mansur Hadi en el plazo de treinta días.

Ayer, la formación política del jefe de Estado, el Partido del Congreso General del Pueblo, anunció que había aceptado la propuesta del CCG, pero un asistente presidencial consultado por Efe, que pidió el anonimato, insistió en que el gobernante no había dado su aprobación formal a la iniciativa.

El plan estipula, además, la formación de un gobierno de unidad encabezado por la oposición, que prepare al país con vistas a la celebración de nuevos comicios.

También fija que en el plazo de un mes Saleh ceda sus poderes al vicepresidente, y que dos meses después de esta transferencia se celebren elecciones parlamentarias y presidenciales.

La oposición se ha mostrado dispuesta a aceptar casi toda la propuesta, menos "lo referido al Gobierno de unidad nacional", señaló ayer a Efe el portavoz de la coalición opositora Partidos del Encuentro Conjunto, Mohamed Quhtan.

Por otro lado, al menos cuatro personas murieron en choques durante una manifestación en la provincia de Taiz, 257 kilómetros al suroeste de Saná, indicó una fuente de los servicios de seguridad.

La fuente explicó que tres de los fallecidos eran partidarios de la oposición, mientras que el cuarto era seguidor de Saleh.

Los enfrentamientos se registraron en la zona de Al Chamaitin durante una protesta que pedía la renuncia del presidente.

La policía intervino para detener los choques entre fieles y detractores de Saleh y dispersó a los manifestantes con disparos al aire.

 

últimas noticias