Presidente yemení acusa a oposición de intentar llevar el país a guerra civil

Pidió a los dirigentes del Ejército que persistan ante los desafíos que afronta el país

El presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, acusó a los partidos opositores de intentar llevar el país a una guerra civil instigando el caos y poniendo en riesgo la estabilidad y la seguridad.

Saleh hizo estas declaraciones en un discurso que dio a dirigentes de academias militares en Saná.

"Ellos quieren llevar el país a una guerra civil y nosotros lo rechazamos, porque no es por el bien del Yemen ni de la región", aseguró Saleh.

El presidente insistió en que "el bien del Yemen está en la seguridad y la estabilidad", y acusó a los partidos opositores de querer violar la Constitución y las leyes.

Saleh consideró que las manifestaciones que piden su renuncia "imitan" las que han ocurrido en Túnez y Egipto, pero insistió en que la situación del Yemen es distinta.

"Nosotros tenemos una pluralidad política y de partidos, libertad de prensa y respeto a los derechos humanos para que el ciudadano exprese su opinión en cualquier momento", agregó.

Asimismo, pidió a los dirigentes del Ejército que persistan ante los desafíos que afronta el país.

Desde el pasado 27 de enero, Yemen ha sido escenario de manifestaciones esporádicas contra el régimen de Saleh, que cobraron intensidad a partir de mediados de febrero y que ahora se celebran a diario.

Yemen es el país más pobre de la península arábiga. Además de esa oleada de protestas, Saleh se enfrenta a un movimiento de secesión en el sur, una rebelión chií en el norte y acciones esporádicas de la red terrorista Al Qaeda, que ha fijado en este país su base de operaciones para la región.

 

Temas relacionados