Presidente yemení pide fin de protestas antes de negociar traspaso del poder

Al menos diez manifestantes y ocho policías resultaron heridos en enfrentamientos durante una protestas en la ciudad de Taez.

El presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, pidió a la oposición que suspenda las protestas políticas contra su régimen como paso previo a una negociación del traspaso pacífico del poder, informó la agencia oficial de noticias SABA.

Saleh hizo estas declaraciones durante una reunión con jefes de tribus en Saná, en la que expresó su disposición a tratar un traspaso pacífico del poder, que se produzca “dentro de la Constitución”.

“Primero pedimos al llamado Encuentro Compartido (la coalición de la oposición) que ponga fin a la crisis mediante el término de las protestas, del corte de las carreteras, de los asesinatos y de la rebelión en algunas unidades de las Fuerzas Armadas” , dijo Saleh.

Desde el pasado 27 de enero, Yemen ha sido escenario de protestas esporádicas contra el régimen de Saleh, que han ganado intensidad a partir de mediados de febrero.

Este domingo, al menos diez manifestantes y ocho policías resultaron heridos en enfrentamientos durante una protestas en la ciudad de Taez, a 256 kilómetros al sur de Saná.

Algunos testigos explicaron  que los policías utilizaron gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes y luego comenzaron a disparar contra ellos en la calle Yamal, en el centro de Taez.

Fuentes médicas aseguraron, por su parte, que diez manifestantes fueron trasladados a un hospital con heridas de bala y que otros setenta fueron evacuados del lugar de la manifestación, tras sufrir varios episodios de asfixia a consecuencia de los gases lacrimógenos.

Además, ocho policías resultaron heridos, uno de ellos grave, en enfrentamientos con los participantes en la protesta, según fuentes policiales, que indicaron que los manifestantes dispararon contra la Policía.