Primer día de la alcaldesa

El primer día de la nueva alcaldesa de Bogotá comenzó muy temprano en la sede del Ministerio de Educación, en donde la también ministra de esa cartera reunió a los miembros de su equipo de trabajo para compartir con ellos las condiciones de su encargo.

Les expresó su total confianza y explicó que la idea es despachar por las mañanas desde la Alcaldía y por las tardes desde el Mineducación.

A las 9:30 a.m., María Fernanda Campo Saavedra ya estaba ante el juez 1º, Esteban Vargas Betancourt, quien la posesionó como alcaldesa encargada y frente a quien juró defender los intereses de la ciudad.

La funcionaria tuvo su primer contacto con la prensa en el lugar. En sus declaraciones afirmó que los “pocos días” que esté en el Palacio de Liévano los dedicará, principalmente, a atender los temas de la emergencia invernal, la movilidad y la seguridad. En ese sentido, tiene planeado visitar los barrios más afectados por las lluvias y revisar si están siendo suficientes las ayudas brindadas hasta ahora a los damnificados.

Luego partió rumbo al despacho del procurador general, Alejandro Ordóñez, con quien conversó para pedirle un acompañamiento especial en su gestión.

Casi a mediodía llegó la esperada reunión, en la sede de la Alcaldía, con el suspendido mandatario local, Samuel Moreno. En privado, él y la alcaldesa realizaron una suerte de empalme y almorzaron hasta pasadas las 3:30 p.m.

A esa hora ya habían llegado allí los 12 secretarios de despacho citados para un consejo extraordinario de gobierno, en el cual expusieron los avances de sus planes de gestión.

Y tal y como lo había anunciado por la mañana, a las 5 p.m. la expresidenta de la Cámara de Comercio de Bogotá por 10 años y exviceministra de Relaciones Exteriores salió a visitar el barrio La Fiscala Fortuna, de la localidad de Usme, en donde se han presentado deslizamientos por la ola invernal.

Temas relacionados