Primer parque natural con sello ambiental

Una de las casas de las ballenas jorobadas en el Pacífico recibió dos certificaciones por sus buenas prácticas ecoturísticas.

El Parque Nacional Natural Gorgona en el Pacífico colombiano, casa de 11 especies de ballenas y delfines, así como de cuatro especies de leones marinos, se convirtió ayer en la primera área protegida del país en recibir la certificación en Calidad Turística de Icontec así como el Sello Ambiental Colombiano.

Con 61.687 hectáreas, el parque pertenece al corregimiento de isla Gorgona y Gorgonilla, del municipio de Guapi, en el departamento del Cauca. Representa la zona más importante de anidación y crianza de la región para las especies de aves marinas migratorias y por su relación con varias especies, entre ellas la ballena yubarta.

“Este resultado se obtiene después de un trabajo continuo de preparación iniciado en el 2009”, explicaron las autoridades de la Unidad de Parques Nacionales, “en esta forma se busca el fortalecimiento para que el ecoturismo desarrollado en las áreas protegidas cumpla con los principios de conservación de los recursos naturales y culturales”.

Otro atractivo de la isla está dado por las formaciones coralinas del Parque, las más grandes del Pacífico colombiano, las más desarrolladas y diversas del Pacífico Oriental Tropical y las mejores conservadas. Por su gran riqueza biológica, que atrae a centenares de investigadores cada año, Gorgona ya es conocida como la “isla ciencia”.

Entre los próximos espacios que podrían recibir la misma certificación figuran los Parques Nacionales Naturales Tayrona y Utría, y el Santuario de Flora y Fauna de Otún Quimbaya. En el caso del Parque Tayrona, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo trabaja, junto a la Universidad Externado de Colombia, educando a la comunidad que actualmente opera los servicios ecoturísticos de la famosa Playa del Muerto. Con una inversión en programas de sensibilización y educación en temas ambientales, así como el mejoramiento de la infraestructura, se espera lograr el Sello Ambiental y asegurar así el interés de los millares de turistas colombianos y extranjeros que ahora exigen este tipo de certificaciones a la hora de hacer turismo.