Primer paso para la profesionalización

La nueva norma no resuelve todos los problemas que aquejan nuestro alicaído balompié, pero es un avance muy importante para poder exigir que se garanticen los derechos mínimos.

Con el proyecto de ley, que fue aprobado por la plenaria del Senado, se crean instrumentos que van a permitir el comienzo del proceso de formalización para la profesionalización de nuestro fútbol.

En el proceso de discusión  de su articulado, en el cual por primera vez pudimos participar los representantes de los futbolistas, se fueron consolidando elementos fundamentales para que los clubes operen como verdaderas empresas deportivas: exigencia de capital real, verificación de su origen, alternativas para que operen como corporaciones ajustadas al Código Civil  o se conviertan en sociedades anónimas, controles efectivos para sancionar los incumplimientos, un procedimiento para su recuperación económica y disposiciones para garantizar la seguridad y la convivencia en el deporte profesional.

Desde la óptica de los futbolistas profesionales, estamos ciertos que la ley no resuelve todos los problemas que aquejan nuestro alicaído fútbol profesional colombiano, pero es un paso muy importante para poder exigir que se garanticen los derechos mínimos de los trabajadores de fútbol a recibir un salario y mantener una cobertura de protección social integral.

Los directivos, molestos por nuestras denuncias, nos acusan de querer acabar con un fútbol que con la estructura que por años ha mantenido es inviable, porque en este negocio los únicos que ponemos somos los futbolistas, los aficionados y el Estado, mientras que los llamados filántropos han llenado sus bolsillos con patrocinios, boletería, venta de jugadores y ni siquiera cumplen con lo mínimo.

Este proceso de siete años de vida de Acolfutpro le ha permitido al futbolista colombiano ir creciendo para dejar atrás el miedo de exigir lo suyo y se comienza a escribir otra historia, en la cual los protagonistas no vamos a permitir que los cambios se adopten sin consultar los intereses de todos aquellos que hacemos parte integral del balompié.

 * Director Ejecutivo de la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales.

Para ver el abecé de la Ley del Fútbol, clic aquí