Procurador defiende composición heterosexual de la familia

Asegura que el fin de esta institución es procrear y educar los hijos.

El procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, defendió nuevamente la composición heterosexual de la familia, como un bien preciado para el Estado y la sociedad civil.

Indicó que  la Ley y las instituciones ofrecen una protección social a esta institución destinada a la procreación y a la educación de los hijos y que se trata de nuestro propio arraigo cultural.

Según Ordóñez, esta acepción de la familia guarda una racionalidad propia, que no puede defenderse desde posiciones ideológicas o teológicas. Insistió que, en este caso, deben prevalecer los derechos de la infancia a hacer parte de esta institución, que las normas vigentes destacan como la unión entre un hombre y una mujer.

“Es errónea la defensa de esta institución basado en la simpatía a ciertas doctrinas teológicas o ideológicas”, destacó el jefe del Ministerio Público en la celebración del día de la familia.

El pronunciamiento va aparejado a otros señalamientos del jefe del organismo de control, que se resiste a que las autoridades den reconocimiento constitucional a una familia constituida por personas del mismo sexo.

Ordóñez se ha opuesto a que homosexuales tengan la posibilidad de adoptar y  ha solicitado a la Corte que mantenga la exequibilidad de disposiciones contenidas en el Código Civil, cerrando las puertas a que parejas de mismo sexo puedan protagonizar uniones matrimoniales.