Procuraduría pide absolver a excongresista Óscar Reyes

Sostuvo ante la Corte Suprema de Justicia que no hay pruebas que sustenten el cargo en su contra por parapolítica.

Que se declare inocente al excongresista Óscar Josué Reyes de los acusaciones en su contra por parapolítica pidió la Procuraduría General de la Nación a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia.

Para el Ministerio Público, no hay pruebas sufrientemente claras que sustenten el supuesto pacto al que habría llegado el acusado con el Bloque Central Bolívar de las Autodefensas para que estos lo apoyaran en su propósito de llegar al Congreso de la República.

Según el Ministerio Público, no es suficiente que el desmovilizado David Hernández, alias ‘Diego Rivera’ haya manifestado que el exsenador estuvo presente en una reunión en la que se le habría entregado  a un grupo de dirigentes santandereanos una maleta con 1.000 millones de pesos enviados por Carlos Mario Jiménez, alias ‘Macaco’, y Rodrigo Pérez Alzate, alias ‘Julián Bolívar’ para apoyar sus aspiraciones electorales.

Indicó que si bien el exparamilitar aseguró haber visto allí al acusado, al lado de los excongresistas Óscar Suárez Mira, Luis Alberto Gil y Luis Alfonso Riaño, esa afirmación no la respalda el simple hecho de que Reyes hubiera estado hospedado en el hotel Chicamocha de Bucaramanga, donde se hizo la reunión, el mismo día que esta tuvo lugar. No hay cómo demostrar que el dirigente hubiera pactado acuerdo alguno con paramilitares, concluyó la Procuraduría.
 

A Reyes se le sindica de haber establecido un pacto con el grupo armado ilegal para llegar al Congreso de la República, luego de haber fungido como secretario de Gobierno de Santander, durante la administración del coronel (r) Hugo Aguilar, recientemente capturado por supuestos nexos con las AUC, que ya le valieron la destitución e inhabilidad en el ejercicio de funciones públicas durante 20 años, a manos de la Procuraduría.

El abogado Ramón Ballesteros, condenado por intentar comprar a un testigo de la parapolítica, nombró al acusado como uno de los cuatro dirigentes a los que alias 'Diego Rivera' debía beneficiar ante la Corte, a cambio del pago de 100.000 dólares. No obstante, al ser interrogado por estos mismo hechos en la Sala Penal, negó haber mediado en favor del indiciado.

El jurista buscaba que el testigo que terminó generando su condena a prisión desmintiera la ocurrencia de ese encuentro, a fin de favorecer a estos excongresistas en los procesos que enfrentaban ante la Corte. Reyes desestimó los señalamientos del jurista, indicando además que no era cierto que alguna vez lo hubiera buscado para que lo defendiera penalmente, como éste aseguraba.

El dirigente habría sido nombrado además en mayo de 2010 por Juan Fernando Morales Ballesteros y Orlando Murillo Morales, ex miembros del Bloque Central Bolívar, quienes ofrecieron su testimonio ante el Ministerio Público sobre tales nexos.

El exparlamentario conservador, interrogado este martes por la Corte, señaló que su departamento sí tenía problemas de orden público, como muchas regiones del país, pero que no estaba sitiado por guerrilleros o paramilitares, como para considerar que un grupo de esta naturaleza incidiera en las decisiones de la ciudadanía.

Óscar Josué Reyes fue detenido el 25 de octubre de 2010
por agentes del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, tras presentarse voluntariamente al organismo de control penal, que días antes había recibido una orden de captura en contra del exsenador por parte de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia.