Procuraduría raja al Gobierno en salud

Dice que el sistema actual es permeable a la corrupción.

El procurador General de la Nación,  Alejandro Ordóñez, rajó al Gobierno y a las entidades encargadas del manejo de la salud por el descalabro que viene padeciendo el sector, aún bajo la orden de la Corte Constitucional de tomar correctivos.

Selaló que coincide con la Superintendencia de Salud, que reconoce que el sistema actual, tal y como está planteado, es propicio para que se incuben gérmenes de corrupción, como el que viene produciendo el desangre del sector.

Indicó que no ha habido una política verdaderamente encaminada a vigilar efectivamente el cubrimiento de las necesidades de los pacientes y que los más afectados terminan siendo los que tienen menor capacidad de acceso a recursos.

A los problemas con las bases de datos, las congestiones en los sistemas de urgencias y el irrespeto por los conceptos médicos, entre otras problemáticas, se suma el que la mayor parte de la negación en la prestación del servicio se refiere a medicamentos y procedimientos incluidos en el Plan Obligatorio de Salud, POS.

Son centenares las indagaciones disciplinarias que, dice, ha abierto la Procuraduría a su cargo en contra de servidores públicos y funcionarios de entidades privadas que han dado lugar a irregularidades, que obstaculizan el acceso a salud de los más necesitados.