Químicos, los que más ganan

Estudio entre 600 empresas pertenecientes a varios sectores concluyó que en el listado de los que mejores salarios devengan, también están los empleados de las farmacéuticas.

Trabajar en empresas grandes es más rentable. Hacerlo en Bogotá significa una porción de dinero superior. Y si es en una química farmacéutica, perfecto. Así lo concluye la encuesta Guía Salarial 2011, hecha por SHR Consulting,  que logró identificar, entre muchos otros datos, las ciudades, los sectores y el tamaño de las compañías en las que mejor se paga.

Al sector de los medicamentos le sigue de cerca el de los vehículos y sus partes; textiles, confecciones y calzado; transporte y logística; servicios de salud y educativos; alta tecnología y telecomunicaciones.

Sin embargo, el documento, que incluye datos  hasta el 30 de abril de este año, detalla que los que mejor compensados están -que son aquellos empleados que reciben bonos de alimentos, gasolina, primas extralegales, bonificaciones por cumplimientos de metas, entre otros- son los empleados de los sectores de minería, hidrocarburos y energía; servicios públicos, financieros y seguros; medios de comunicación; químicos y farmacéuticas, y alimentos y bebidas. Estas bonificaciones son pagadas en un 53% a finalizar el año, 38.8% mensual, 8.2% trimestral, 7,5% semestral, 6.7% quincenal y 1.5% bimensual. 

Como en  2010,  los salarios se están incrementando por encima del IPC casi en un 30%,  recalca el texto, lo cual termina reflejándose en un incremento del poder adquisitivo de los empleados, explica  Julián Mojica, director de la investigación y vocero de SHR Consulting.

Tamaños y ciudades

Junto a esto, se logró identificar que la  remuneración promedio en las empresas muy grandes es 19% mas alta que en las grandes, 97% más alta que en las empresas medianas y 162% más que en las pequeñas.

Y en cuanto a lo que se paga de acuerdo con las ciudades, reuniendo no sólo a los altos ejecutivos sino también a los operarios, Bogotá está, de lejos, en el primer lugar, ubicándose 33% por arriba de Medellín y 51% por encima de Cali.

Mojica agregó que “la contratación de empleados de manera directa le ha venido quitando espacio a las modalidades de contratación a través de empresas temporales o cooperativas, en parte porque la diferencia en costos no es muy significativa, y, por otro lado, el impacto en la motivación y sentido de pertenencia de los empleados al estar contratados directamente, es mucho mayor”.

Sectores peor pagados

Entre los que menos ganan teniendo en cuenta que fueron los que pocos  incrementos han tenido, están los sectores de consumo masivo y servicios. Y en la medición global, donde se incluyen las compensaciones y valores adicionales al salario fijo, los que menos cifras positivas observan cuando reciben su comprobante de nómina son los que pertenecen a manufactura e industria; transporte y logística; agroindustria y pecuario, y alta tecnología y telecomunicaciones.

Y en lo que respecta a las prácticas salariales, la encuesta determinó que las empresas muy grandes, con 45%, son las que han optado por implementar esquemas de compensación flexible a la hora de pagar a sus empleados —donde la remuneración depende de resultados, de alcanzar metas, de ejecutivos que logren cumplir con objetivos que ponen las compañías o de grupos que  manejan proyectos y logran resultados antes de la fecha esperada—; que las  medianas alcanzaron   30%, y las pequeñas 28%.

En cuanto a los sectores que más han instaurado este modelo de pago en Colombia, destacan los  de alta tecnología y telecomunicaciones; servicios, alimentos y bebidas; manufactura e industria; cauchos y plásticos; construcción e insumo; metalurgia y metalmecánica; minería, energía e hidrocarburos; textiles, confecciones y calzado; agremiaciones y asociaciones y servicios de salud.

Temas relacionados