Raúl Castro reforzó presencia militar en el Partido Comunista de Cuba

El presidente cubano asegura que ese movimiento político es la garantía de la revolución y el socialismo.

El presidente Raúl Castro reforzó la presencia militar en la cúpula del Partido Comunista de Cuba (PCC, único), un hecho "natural", pues según considera, son la garantía de la revolución y el socialismo.

Las Fuerzas Armadas "nunca renunciarán a cumplir ese papel de servicio de la defensa del pueblo, del Partido, de la Revolución y el Socialismo", dijo el martes al clausurar el VI Congreso del PCC.

Los seis principales generales, incluyendo a Castro, militar de mayor grado y jefe de los institutos armados, constituyen el 40% del selecto Buró Político de 15 miembros, mientras que en toda la lista del Comité Central (CC) de 115 miembros se registran 21, para un 18%.

En el Buró Político no aumentó la cantidad de generales, pero este se redujo de 24 a 15 miembros. En todo el CC entraron tres nuevos generales y también se redujo de 125 a 115 miembros.

La mayoría de esos altos militares son parte de la generación histórica de la Sierra Maestra, incluso los menos adultos como el general de Cuerpo de Ejército Leopoldo Cintra (69), segundo hombre de las Fuerzas Armadas (FAR).

Pero en la cúpula partidista hay también varios generales y coroneles de guayabera (en retiro), como los vicepresidentes Ulises Rosales y José Ramón Fernández, o el ideólogo Rolando Alfonso.

El nuevo ministro de Economía, Adel Yzquierdo, que acaba de integrar el Buró Político, ocupó importantes cargos en las Fuerzas Armadas. La presencia de los militares también se explica también a partir de que muchas de las reformas económicas en aplicación tuvieron su examen de laboratorio en aparato productivo de las FAR, tanto fabril como agrícola.

De hecho, uno de los nuevos miembros del CC es Luis Rodríguez, yerno de Raúl Castro y presidente ejecutivo del Grupo de Administración Empresarial de las FAR, cerebro de la llamada "reforma verde olivo".

El alto número de militares contrasta con la escasa presencia de representantes la cultura en el CC: el historiador Eusebio Leal y el escritor Miguel Barnet, toda vez que el ministro de ese ramo, Abel Prieto, hasta ahora miembro del Buró Político, quedó fuera de la cúpula partidista.

Varios históricos como Osmany Cienfuegos, Pedro Miret y Fernando Vecino salieron del CC, mientras que otros como Armando Hart y Melba Hernández, permanecieron, de manera honoraria, por petición directa del líder Fidel Castro.

Pero se espera que pidan su renuncia, alentados por el ejemplo del propio Fidel Castro, alejado del poder desde 2006 por enfermedad, quien declinó a ser reelecto al Comité Central y por lo tanto ser nombrado miembro del Buró Político y primer secretario del Partido, cargos que ocupó desde 1965.

De tal forma, que el Congreso facultó a su Conferencia Nacional, prevista para el 28 de enero de 2012, para "ampliar y renovar" el CC.
 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Viktor Orban, el nuevo amigo de Donald Trump

El judío que le enseñó oratoria a Hitler