Real Madrid golea en Bilbao con doblete de Kaká y tanto de Cristiano Ronaldo

La anotación al portugués le sirvió para volver al puesto de honor en la lista de goleadores, con 28, y para poner el 3 – 0 final.

El brasileño Kaká, transformando dos penales, guió a la victoria al Real Madrid en su visita al Athletic de Bilbao (3-0), este sábado en la jornada de la Liga española, en una goleada que se completó con el tanto final del portugués Cristiano Ronaldo.

Con estos tres puntos, los hombres de José Mourinho presionan al líder Barcelona, a una semana del gran 'Clásico' del fútbol español.

Aunque Kaká fue el protagonista anotador del día, marcando en los lanzamientos de penal en los minutos 14 y 54, fue muy importante el trabajo ofensivo del argentino Ángel Di María, el hombre que fue derribado en el área en las dos ocasiones en las que el árbitro decretó la pena máxima.

Cristiano Ronaldo, que salió al campo en la segunda mitad, firmó el tercero (70), cuando su equipo tenía ya encarrilado el partido, y se pone en solitario en cabeza de la tabla de máximos anotadores del campeonato, con un total de 28 dianas, una más que el argentino Lionel Messi (Barcelona).

El Real Madrid cierra una gran semana, cuatro días después de golear 4-0 al Tottenham inglés en la ida de cuartos de la Liga de Campeones, y se olvida ya del tropiezo de hace una semana, cuando cayó 1-0 en casa con el Sporting de Gijón.

En Bilbao, 'Mou' había decidido reservar físicamente a varios de sus hombres más importantes, dejando fuera del once a Cristiano Ronaldo, Xabi Alonso, Mesut Ozil y Marcelo, entre otros. De ellos, los dos primeros entraron en juego en la segunda mitad.

El equipo 'merengue' comenzó este partido tradicional, entre dos de los tres equipos que siempre han estado en la primera división en España, sin llevar la iniciativa, pero las incursiones de Di María abrieron la puerta al penal, que marcó Kaká en el 13.

La mejor ocasión del Athletic en la primera mitad la tuvo el joven Iker Muniaín (33), con un tiro desde la frontal del área que salvó su tocayo Iker Casillas. En el 38, Di María rozó de nuevo el tanto, pero su vaselina se fue fuera por poco.

En la segunda mitad, un nuevo penal a Di María transformado por Kaká, en el 54, rompió el partido y dejó al Real Madrid con todo a favor para dormir el ritmo en el centro del campo y asegurar los tres puntos.

Cristiano Ronaldo entró por Higuaín en el 61, ganándose la gran pitada del público del estadio de San Mamés, y no tardó en marcar, anotando el tercero en el 70 en una gran jugada a la contra: Esteban Granero cedió al portugués, que regateó a Mikel San José y remató, colocado, directo a la red (3-0).