Rebeldes lanzan ofensiva en oeste de Libia para acercarse a Trípoli

Con el apoyo aéreo de la OTAN y el suministro de armas ofrecido recientemente por Francia, los Anti Gadafistas buscan apoderarse de la capital del país africano.

Los rebeldes libios lanzaron este miércoles una ofensiva contra las fuerzas de Muamar Gadafi para reconquistar una zona que los acercaría a Trípoli, ocupando poco después la aldea de Gualich, a unos 50 kilómetros al sur de la capital.

Por su parte, el secretario general de la OTAN  Anders Fogh Rasmussen, confirmó este miércoles que representantes de la rebelión libia serán recibidos el 13 de julio por los países de la Alianza Atlántica. Se trata del primer encuentro de este tipo.

Armados por los franceses y con el camino despejado por los últimos bombardeos de la OTAN, los rebeldes tomaron Gualich, hicieron retroceder a las tropas de Muamar Gadafi y capturaron a varios mercenarios que formaban parte de las mismas.

Varios de estos soldados dijeron venir de Ghana o Mali.  Los rebeldes estaban allanando las casas de la aldea, mientras se oían disparos a lo lejos, pero era imposible saber si se trataba de gente que tiraba al aire para festejar o de combates aislados.

Tras varias semanas en las que la guerra parecía empantanada, los rebeldes lanzaron la ofensiva que llevaban días anunciando.
 
"Esperábamos antes de lanzar este ataque, obtuvimos finalmente luz verde de la OTAN y la ofensiva comenzó", declaró un miembro del comité revolucionario de Zenten, a 120 km de Trípoli.
 
Los insurgentes quieren sobre todo volver a tomarse a Bir al Ghanam, un lugar estratégico. El otro objetivo es la ciudad de Gharyan, con un importante contingente que protege Trípoli, bastión del régimen.
 
La OTAN anunció este miércoles que había destruido seis vehículos militares, incluidos cuatro tanques de las fuerzas de Gadafi en Gharyan. El sábado, la Alianza Atlántica dijo haber intensificado sus bombardeos en el oeste, donde destruyó unos cincuenta blancos militares durante la semana.
 
Además del apoyo aéreo de la OTAN, los rebeldes de las montañas bereberes recibieron recientemente armamento que Francia les lanzó en paracaídas en las montañas de Nefusa. Pero Francia ha dejado de efectuar estos lanzamientos de armas que fueron motivo de discrepancias en la coalición internacional, en particular de Gran Bretaña, y reforzaron las críticas de los opositores a la intervención armada, sobre todo de Rusia.
 
Temas relacionados