Rechazan que Costa Rica intervenga en litigio de Nicaragua y Colombia

La máxima instancia judicial de la ONU dictó que Costa Rica "no demostró" que exista una amenaza para sus intereses.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya rechazó el miércoles la petición de Costa Rica de intervenir en un litigio entre Nicaragua y Colombia llamado a definir fronteras marítimas en el Caribe, al negar que estén en juego intereses costarricenses en la zona en disputa.

Por nueve votos a favor y siete en contra, la máxima instancia judicial de la ONU dictó que Costa Rica "no demostró" que exista una amenaza para "sus intereses de orden jurídico" y declinó aceptar su participación en ese diferendo fronterizo, declaró en una sesión pública el presidente del tribunal, Hisashi Owada.

San José solicitó intervenir en el litigio en febrero de 2010 al estimar que cualquier decisión de la corte al respecto podría afectar sus derechos e intereses en el Caribe occidental, en especial, un espacio económico exclusivo ubicado al suroeste de la zona en disputa entre Colombia y Nicaragua.

Pero la CIJ aseguró que "todo trazado de frontera marítima" que decida en ese diferendo "acabará en cualquier caso antes de alcanzar la zona en la que Costa Rica asegura tener derechos e intereses".

"Ha sido una votación muy ajustada", lo que significa que se "tuvieron en cuenta los argumentos de Costa Rica", aseguró a la prensa el representante de la delegación de San José, Edgar Ugalde.

Ugalde, embajador costarricense en Colombia, subrayó que de la decisión de la CIJ "se desprende que los objetivos fueron alcanzados", es decir, que en ningún caso el futuro fallo sobre el litigio entre Bogotá y Managua afectará la soberanía de su país.

Para el embajador nicaragüense en La Haya, Carlos Argüello, cuyo país se opuso a la intervención de su vecino en el caso, la resolución del tribunal fue la "correcta, porque el asunto no afecta a Costa Rica".

La decisión sobre Costa Rica precede a la que la corte tomará justamente después sobre Honduras, que también pidió intervenir en este litigio que arrancó hace una década cuando Nicaragua reclamó la soberanía de una vasta zona marítima del Caribe occidental que incluye el archipiélago de San Andrés y que actualmente está en posesión de Bogotá.

En un primer fallo en 2007, la CIJ dictó que la soberanía de las islas San Andrés, Providencia y Santa Catalina, pertenecientes a ese archipiélago, ya había sido acordada a Bogotá en un tratado de 1928 entre Colombia y Nicaragua.

Sin embargo, se declaró competente para atribuir el resto de islas e islotes de la zona y delimitar la demarcación marítima entre ambos países.

Temas relacionados