Reforma a la justicia, falta consenso

Después de dos días de discusión sobre el contenido de la reforma a la justicia, que será presentada ante el Congreso el 20 de julio, el Gobierno y las cortes no llegaron a un acuerdo sobre el contenido del proyecto de acto legislativo.

Sin embargo, hicieron un amistoso convenio para continuar dialogando de forma paralela al trámite de la iniciativa en el Legislativo tratando de construir consensos.

Según señaló el ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, quien fungió como vocero de la Comisión Interinstitucional de Reforma Constitucional a la Justicia, “durante las deliberaciones, llevadas a cabo en un ambiente de cordialidad, mutuo respeto y estricto rigor académico, logramos un acuerdo sobre varios temas. Asimismo, se identificaron puntos de disenso frente a los cuales acordamos continuar las deliberaciones sin prejuicio de que las mismas se trasladen al Congreso”.

Frente a los temas en los cuales no hubo acuerdo, Vargas Lleras explicó que no los harán públicos porque “como el temario no está cerrado, no queremos crear precedentes de asuntos en los que consideramos podemos llegar a consensos, aun cuando tenemos diferencias de criterios y de opinión”.

Sin embargo, es conocido que los temas más complejos han sido la reglamentación de la acción de tutela, la modificación en el proceso para el nombramiento de fiscal general y la posibilidad de darles funciones jurisdiccionales a más personas de las que hoy prevé la Constitución, en pro de la descongestión de los tribunales.

Otros dos temas considerados neurálgicos tienen que ver con establecer la doble instancia para el juzgamiento de congresistas y la eliminación de la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes.