Reforma a las regalías causó protestas

Municipios petroleros aseguran que darán la pelea por sus recursos.

Las regiones productoras de hidrocarburos y minerales del país reiteraron ayer su desacuerdo con el acto legislativo de regalías que cursa en el Congreso de la República y las protestas no se hicieron esperar en Casanare, Boyacá, La Guajira y Meta. Sin embargo, el Gobierno asegura que va a repartir de manera equitativa la “mermelada” (regalías) sobre la “tostada” nacional.

La reforma busca que  las regiones del país que reciben menos regalías provenientes de la explotación de hidrocarburos y minerales, tengan mayores ingresos pese a los reclamos de los municipios productores que aseguran que si se aprueba la ley, sus proyectos quedarían desfinanciados.     

El director ejecutivo de la Asociación de Municipios Petroleros (Ampet), José Juan Rivero, señaló que por el acto legislativo de regalías “las minorías étnicas se verían afectadas y ya interpusieron dos tutelas ante el Tribunal de Cundinamarca por las comunidades de La Guajira y del Meta”.

Rivero aseveró que los alcaldes de los municipios de las regiones productoras de petróleo “tendrán que mendigar los recursos” para poner a andar los proyectos. “Estamos dando la lucha, pese a los oídos sordos del Gobierno. Los directos perjudicados son Meta, Casanare, Arauca, Huila, los Santanderes y Tolima”, agregó.

Maritza Martínez, senadora por el Meta, dijo que no se busca echar abajo la iniciativa que cursa en el Congreso, aunque reiteró que “si se retiran ingresos, van a quedar desfinanciados programas nutricionales y la salud”.

Para Gilberto Toro, presidente de la Federación Colombiana de Municipios, si se aprueba la reforma a las regalías, parte del dinero proveniente de la actividad minero energética no va a llegar a las manos de los alcaldes de los municipios que buscan ejecutar sus proyectos.

Temas relacionados