Renuncia de Gadafi no figura en la agenda, según Trípoli

"La salida de Gadafi ni siquiera se plantea, este punto no figura en las propuestas de arreglo", asegura el ministro de Asuntos Exteriores de Libia.

El ministro de Asuntos Exteriores de Libia, Abdelati Obeidi, aseguró este miércoles que la renuncia del líder libio, Muamar el Gadafi, no figura en la agenda de las conversaciones para la solución del conflicto en el país norteafricano.

La salida de Gadafi ni siquiera se plantea. Este punto tampoco figura en las propuestas de arreglo que han sido presentadas por la Unión Africana (UA)”, dijo Obeidi, citado por las agencias rusas, tras reunirse con su colega ruso, Serguéi Lavrov.

El ministro libio recordó que la UA ha propuesto un alto el fuego, el cese de los bombardeos de la OTAN y también el inicio de un diálogo político con la participación de todas las partes en conflicto.

Libia respalda la iniciativa de la UA (...) Rusia también la apoya. Abogamos por encontrar una solución pacífica que sea aceptable para todos los libios, incluida la oposición en Bengasi. Con métodos militares no se solucionan los problemas”, dijo.

Obeidi criticó tanto el suministro de armas a los insurgentes por parte de Occidente, como sus intentos de marginar a Trípoli en las negociaciones para el arreglo del conflicto.

La visita del emisario del dictador libio a la capital rusa se produce después de que Estados Unidos y otros países reconocieran al Consejo Nacional de Transición (CNT) como el “representante legítimo del pueblo libio”.

Al respecto, Lavrov aseguró que Rusia reconoce a los rebeldes como interlocutores, pero no como único poder legítimo en Libia, y criticó a Occidente por intentar aislar a las fuerzas leales a Trípoli.

Rusia, que ha mantenido en los últimos meses contactos tanto con Trípoli como con los rebeldes de Bengasi, insiste en acusar a los aliados de sobrepasar su mandato con los bombardeos del país norteafricano y su claro respaldo diplomático y logístico a los insurgentes.

 

últimas noticias

Inician proceso de cambio de gobierno en México

El futuro de Venezuela después de los drones

Viktor Orban, el nuevo amigo de Donald Trump