Renuncia obispo australiano criticado por su gestión de casos de pederastia

El obispo Michael Malone fue criticado por haber readmitido en la actividad pastoral a un sacerdote de abusos a 39 menores entre 1970 y 1980.

Benedicto XVI aceptó este lunes la renuncia presentada por el obispo de Maitland-Newcastle (Australia), Michael John Malone, de 72 años, cuya diócesis se vio envuelta en casos de abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes y fue duramente criticada su gestión de los mismos.

El pontífice, según precisó el Vaticano, aceptó la dimisión en conformidad con el artículo 401/2 del Código de Derecho Canónico, por el que "se ruega encarecidamente" a los obispos diocesanos que presenten su renuncia "si por enfermedad u otra causa grave quedase disminuida su capacidad para desempeñar su cargo".

En la diócesis de Maitland-Newcastle se registraron en las últimas décadas varios casos de abusos sexuales por parte de sacerdotes contra menores.

Un sacerdote de esa diócesis, John Sidney Denham, de 67 años, se declaró culpable en 2010 ante un tribunal de haber abusado de 39 menores entre 1970 y 1980.

El obispo Michael Malone fue criticado por haber readmitido a la actividad pastoral a un sacerdote que había sido acusado de abusos, pero fue después declarado inocente.

En unas recientes declaraciones, Malone afirmó que estaba "cansado, agotado y desilusionado", y que no tenía fuerzas para seguir, de ahí que presentara su renuncia al Pontífice.

Malone ha sido sustituido por William Wright, nacido en 1952 en Washington DC (EEUU). Ha estudiado en Sídney y en los jesuitas del Wimblendon College, de Gran Bretaña.

Entró en el seminario de Sídney en 1971 y fue ordenado sacerdote en 1977 en la catedral de esa ciudad australiana.

Ha prestado servicio como párroco en diferentes parroquias australianas y actualmente era párroco de "All Saints' Parish", de Liverpool, Sídney, y secretario de la "Catholic School Board" de esa diócesis australiana.