Revelan estudio sobre canal seco que compita con Canal de Panamá

Según el informe de la Universidad Nacional, sería una línea férrea de 385 kilómetros entre Tarena y Tribugá.

Se abre paso la posibilidad de que Colombia pueda iniciar la construcción del canal seco entre Tarena, en el litoral occidental del golfo de Urabá, y el corregimiento Tribugá, del municipio de Nuquí (Chocó).

Según un informe revelado por la Universidad Nacional se trata de sistema de trenes que se pretende impulsar necesitaría la instalación de una línea férrea de 385 kilómetros que comunique a Tarena y Tribugá, y permita el tráfico terrestre de la mercancía que debe pasar de un océano a otro.

Revela el informe que el Grupo de Gestión Geoestratégica (GGG) promueve una reestructuración del sistema férreo colombiano al construir una línea de trocha estándar que comunique a todo el territorio nacional.

Actualmente Colombia es de los pocos países que tienen tren de trocha angosta, lo que implica “un atraso de varias décadas en el desarrollo económico y comercial por no tener un sistema férreo de trocha estándar que se articule con el sistema de carreteras y el sistema fluvial”, explica el profesor José Stalin Rojas, director del Observatorio de Logística, Movilidad y Territorio, del Centro de Investigaciones para el Desarrollo (CID).

El profesor Rojas advierte que “el Canal de Panamá se quedó angosto para el flujo de comercio y los grandes buques ya no caben por el puerto ni por la ampliación que se está proponiendo, tanto por el ancho como por el calado. De manera que los puertos naturales de Nuquí y Tarena se pueden convertir en garantía para el flujo óptimo del comercio interoceánico, debido a su unión a través de una línea férrea que no impactaría el medio ambiente y sí jalonaría el desarrollo regional”.

Indica el informe que Tarena y Tribuigá son los dos únicos puertos de aguas profundas que tiene Colombia y que, además, no posee ningún otro país en toda América. Son geoestratégicos por su posición geográfica y con mucha proyección si se tiene en cuenta que esas aguas soportarían el calado de los megabuques que atracarían en ellos.

Recuerda el informe de la Universidad Nacional que en América, el paso de mercancías entre los océanos Pacífico y Atlántico se realiza a través de tres rutas: la línea de tren que atraviesa de este a oeste a Estados Unidos, el Cabo de Magallanes en el sur del continente y el Canal de Panamá, cuya capacidad se está viendo cada día más desbordada por el tamaño y calado de los megabuques que transportan mercancías internacionales.

Los expertos del sector académico están desarrollando estrategias para brindar apoyo en la planeación de los proyectos y su futura ejecución, bajo la concepción logística intermodal y multimodal que posicione a Colombia como nodo en la red del comercio internacional. Su aporte consiste en estudios sobre el impacto que pueden producir en los ámbitos ambiental, económico, social, regional, habitacional y de comercio exterior, la planeación, ejecución y funcionamiento de las líneas de interconexión férrea y la construcción de los dos puertos, resalta el informe de prensa revelado por el Centro de Investigaciones para el Desarrollo (CID) de la Universidad Nacional.