Riesgo de inundación en proyecto de vivienda es de amenaza media

Metrovivienda ha invertido más de $6.000 millones en interceptores de aguas negras para la canalización del agua en Bosa, lugar en donde se construirán las 17 mil viviendas.

Metrovivienda, entidad adscrita a la Secretaría de Hábitat, se pronunció luego de las denuncias del concejal Orlando Castañeda con respecto al posible riesgo de inundación que existe en el nuevo proyecto de vivienda del Distrito que se está adelantando en la localidad de Bosa y que es denominado Campo Verde.

La entidad aclaró que no es correcta la afirmación del cabildante Castañeda en el sentido de que la zona, en la que se están construyendo 17 mil viviendas de interés social, “cuenta con una posibilidad alta de inundación”; sin embargo, Metrovivienda reconoce que el riesgo emitido por en el Fondo de Prevención y Atención de Emergencias (Fopae), en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), “es de amenaza media”.

Como en todos los casos en los que se debe reducir o mitigar el riesgo, el Distrito ya ha emprendido desde hace varios años la construcción de obras fundamentales en el sector como los interceptores de aguas negras, colectores de aguas lluvias y la construcción de grandes infraestructuras de canalización de aguas superficiales como los canales Tintal IV y La Isla. En estas obras, que buscan evitar inundaciones en épocas de lluvias, ya se han invertido aproximadamente 6.000 millones de pesos”, dice el comunicado oficial de Metrovivienda.

Adicionalmente, agrega el comunicado que, “de acuerdo con las actas de concertación ambiental del proceso de adopción del Plan Parcial con la Corporación Autónoma Regional (CAR) y la Secretaría de Ambiente, las pequeñas porciones de terreno susceptibles de algún tipo de afectación ambiental por riesgo de inundación (especialmente en la ronda del Río Tunjuelo, en un área de cerca de 1,5 hectáreas) han sido reservadas de forma tal que se evite su urbanización y que sirvan como área de biotratamiento de aguas del mismo río (0,34 hectáreas)”.

De acuerdo a información suministrada por Metrovivienda, “el objetivo es alimentar la actual área de inundación que se ha destinado para la creación de un nuevo humedal para la ciudad: el futuro Humedal de La Isla, en una zona de 8 hectáreas”.

Así mismo, señalan que “dentro de la concertación ambiental obtenida de la CAR, se incluyó la obligación de la Administración Distrital, representada por la Empresa de Acueducto y Alcantarilla de Bogotá (EEAB), para hacer un realce del jarillón del río Bogotá que evite cualquier riesgo por inundación de los sectores aledaños al predio de Campo Verde. Este compromiso se ha venido adelantando de forma efectiva, intensificándose en algunas de las áreas de la localidad de Bosa con mayor riesgo por efecto de la ola invernal”.

La Secretaría de Hábitat indica que el Plan Parcial Campo Verde, “es fruto de un desarrollo previsto desde el año 2000 en el POT cuando se establecieron los suelos de expansión urbana en la ciudad. Todos los temas ambientales fueron resueltos en el proceso de concertación que se trabajo durante un año con la CAR previo a la adopción del Plan Parcial, por medio del Decreto Distrital 113 de 2011”.