Rosanna Lignarolo: 'No habrá tiempo de respirar'

La coreógrafa barranquillera habla sobre el espectáculo que dirige y que inaugurará en La Arenosa el Mundial de Fútbol Sub-20.

¿Cómo será el espectáculo de apertura del Mundial Sub-20 en Barranquilla?

En 32 minutos traeremos al escenario todas las regiones de Colombia, desde el amanecer en el Amazonas hasta el fin del día en la Región Caribe, con el espectáculo que hemos llamado Colombia, un nuevo amanecer.

¿Cómo coordinará a los 2.011 artistas que estarán en escena?

Tengo experiencia en espectáculos masivos, pero es la primera vez que trabajo con tantos artistas. Se requiere mucho orden para que todo funcione, pero ya realizamos ensayos. Entrarán a escena grupos entre 40 y 60 personas en seis segmentos, la mayor cantidad de gente se concentrará al final del espectáculo cuando lleguemos a la Región Caribe, allí estarán el Checo (Acosta), Maía, Juan Piña y Jorge Celedón.

¿Todos los bailarines son barranquilleros?

Sí, porque mi propuesta la presenté desde Barranquilla. Participarán 625 grupos que están adscritos al Carnaval de Barranquilla. Acá hay mucho talento y el Carnaval nos ha dado fuerza en la tradición del baile y la música. Se me cierra la garganta de emoción al ver el movimiento cultural de mi ciudad, lo que vamos a mostrar es sólo un pedacito de lo que somos.

¿Cómo darle la vuelta a Colombia en 32 minutos?

Ese ha sido uno de los grandes retos: entrar y sacar a los artistas en tan poco tiempo y tener en cuenta todo lo que pasa alrededor de esas entradas y salidas, recorreremos a Colombia muy rápido, este será un espectáculo con mucha energía, la gente no va a tener tiempo de respirar.

Aparte de los 2.011 artistas, ¿qué otro elemento sorprenderá a los espectadores?

Esta inauguración estará cargada de emotividad. La producción musical a cargo de Nicolás Tovar es preciosa. Tenemos 140 músicos, desde nuestros sonidos sinfónicos hasta nuestras cantaoras. Va a ser algo grande.

¿Cuándo decidió dedicarle su vida al baile?

A los 15 años, junto a una maestra increíble que tuve y con quien aprendí a apreciar la danza de otra manera.

¿Cómo concibe al cuerpo?

Debemos cuidarlo porque es nuestro vehículo. Soy una obsesiva con mi cuerpo, me gusta sentirme bien con él y por eso entreno todos los días y me cuido mucho mi alimentación.

¿Cuál es el género musical que más permite explorar el cuerpo?

Creo que la música clásica, pero también adoro la percusión, y mezclarla con lo que quiera, me fascina; me gustan las fusiones.

¿Cómo está Colombia en la formación de bailarines profesionales?

Hay pocas opciones, por eso también pienso dedicarme a la academia. Hay mucho ballet clásico y celebro que la Universidad del Atlántico vaya a abrir su pregrado en danza profesional, pero aún estamos en deuda, porque bailadores, muchísimos, pero profesionales, muy pocos.

La parte del cuerpo que considera más expresiva...

Los ojos, las manos y los brazos.

Tres elementos de un buen coreógrafo...

La disciplina, la inspiración y el buen gusto.

¿Qué porcentaje le daría al vestuario dentro de una presentación?

Soy diseñadora de modas y eso me ha hecho estricta con cada detalle, le daría un 50%, porque no se puede concebir una cosa sin la otra.

El último espectáculo de baile que la impresionó

Tengo en mente el increíble montaje en Las Vegas de Celine Dion Un nuevo día; no lo olvido.

¿Qué la pone contenta?

Bailar. Esta es la pasión de mi vida y no lo dejaré de hacer mientras pueda.

¿Qué la saca de casillas?

La verdad... tengo un genio fregado, soy fuerte e impaciente.

¿Qué tan estricta es?

Muchísimo, soy psicorrígida, perseverante y disciplinada.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Pedro Mar, de Colombia para el mundo