A saborear el mundo

Una maravillosa puerta se abre cuando llega la hora de enriquecer la dieta de su bebé, a partir de los seis meses. No delegue esta importante tarea, prepare usted misma lo que comerá.

Después del primer cuatrimestre de vida los bebés empiezan a consumir alimentos distintos de la leche materna, o la de fórmula en casos especiales. Sin dejar atrás necesariamente el primer alimento llega la hora de probar otros sabores. Todo empieza poco a poco integrando primero frutas, luego verduras y proteínas, hasta llegar a una dieta balanceada.

Entre los seis meses y los dos años su hijo aprenderá a alimentarse y a través de su dieta podrá fortalecer su proceso natural de crecimiento. Si bien hay compotas y papillas listas en el mercado, nada reemplaza las preparaciones hechas en casa con los cuidados de mamá.

Hoy los pediatras procuran que los bebés empiecen su alimentación con compotas a base de frutas como manzanas o peras, para luego ir integrando otros componentes. Uno a la vez, de manera que sea fácil identificar en caso de alergia o intolerancia cuál es la causa. El huevo se proscribe hasta después de los 12 meses al igual que frutas como las fresas, piña, sandía, melón y los cítricos.

El placer de probar nuevos sabores y texturas convierte la hora de la comida en un momento excepcional. El bebé experimenta con sus sentidos, desarrolla los músculos faciales y fortalece sus procesos de aprendizaje.

Así que además de tener un espacio y los implementos indicados para alimentarlo le presentamos algunas recetas que usted puede preparar. Para evitarse complicaciones haga uso del Centro de nutrición Oster especial para bebés, que procesa y esteriliza.

Y si no le gusta?

Es normal que el bebé rechace el alimento la primera o las primeras veces que lo prueba. Además de no saber comer con cuchara, los sabores son desconocidos para el. Dele pequeñas cantidades para que saboree y aprenda.

Mis primeros sabores.

De cuatro a seis meses

Ingredientes:

1 manzana roja o una pera madura (si no es la primera vez puede mezclarlos) y 1 vaso de agua

Preparación:

Pele la fruta. Póngala a hervir con poca agua por 15 minutos. Déjela enfriar y con el agua donde la hirvió licúela en el centro de nutrición Oster. Asegúrese de que está a temperatura ambiente. No agregue azúcar, aunque a usted le parezca un poco insípida para los bebés es suficiente el azúcar natural de la fruta.

Recomendaciones

El momento de la comida es una ocasión especial para disfrutar con su hijo. Es importante que tenga un lugar especial para darle de comer donde esté sentado cómodo y derecho.

Que los implementos sean adecuados, sin bordes cortantes, ni puntas con las que se pueda puyar.

A medida que va creciendo permìtale tomar la cuchara, comer con las manos y jugar con la comida. La hora de la cena debe ser divertida y el ejercicio de comer solo le permite desarrollar otras habilidades como la motricidad fina.

No lo alimente frente a la televisión. Este es un momento en el que usted y su bebé deben estar en buena sintonía.

Existen cucharas que cambian de color si el alimento está muy caliente. Estas son recomendables para que el bebé no se vaya a quemar.

¡Te quiero, sopita mía!

De 6 meses en adelante

Ingredientes:

2 papas amarillas (papa criolla)
100 gramos de yuca (se puede reemplazar por otra variedad de papa)
Calabacín
1 zanahoria mediana
Leche al gusto (puede ser leche de fórmula)
1 cucharada de margarina (opcional)

Preparación:

Lave bien los vegetales y póngalos a cocinar durante 15 minutos, aproximadamente, deje enfriar a temperatura ambiente y licue en el centro de nutrición Oster con la misma agua donde hirvió. En una cacerola derrita una cucharada de margarina, enseguida vierta lo licuado y agregue leche en cantidad moderada y una pizca de sal.

Qué deliciosa zanahoria

Para bebés mayores de 7 meses

Ingredientes

2 zanahorias

1 calabacín

1 cucharada de aceite de oliva

2 papas

Sal al gusto

Preparación


Lavar y pelar los ingredientes, cortarlos en trozos pequeños y llevarlos a cocinar en una olla con una cantidad mínima de agua. Cuando las verduras estén tiernas se sacan del fuego y se pasan por el procesador de comida hasta obtener una mezcla uniforme. Agregue el aceite de oliva y un poco de sal.

Crema de pollo para el alma


De 7 meses en adelante

Ingredientes:

Pechuga de pollo deshuesada y sin piel
Zapallito italiano (conocido también como zucchini)
1 taza de espinaca bien lavada
Agua suficiente para cocer el pollo con los vegetales
Sal al gusto

Preparación:

Hierva el agua y agregue el pollo, la espinaca y el calabacín. Cuando el pollo esté bien cocinado y los vegetales tiernos, baje del fuego. Coloque todo en el centro de nutrición Oster y haga un puré agregando de a poco el líquido en que se cocieron las verduras. Si la mezcla está muy espesa, se puede agregar más agua. Añada un poquito de sal si desea, aunque no es recomendable, según los pediatras. Se puede refrigerar por dos días.

Temas relacionados
últimas noticias

El chupo previene la muerte súbita

¿Cuándo destetar a los hijos?