Samuel Moreno amplió interrogatorio

El suspendido alcalde de Bogotá Samuel Moreno rompió ayer su silencio a su arribo al búnker de la Fiscalía, cuando asistía a una ampliación de interrogatorio, a puerta cerrada, con el fiscal Germán Pabón.

Moreno fue citado para explicar su presunta participación en el escándalo de la contratación de la capital y su conocimiento sobre el descalabro que protagonizó el grupo empresarial Nule en el caso.

Moreno, quien quiso evadir a los medios, afirmó que dará todas las explicaciones que el fiscal requiera. Tampoco se refirió concretamente a los supuestos encuentros con miembros de la familia Nule en el salón VIP del aeropuerto Eldorado de Bogotá y prefirió contestar: “Todo se lo diré al fiscal como siempre lo hemos hecho”. Lo único que atinó a decir, ante la pregunta de uno de los reporteros que le preguntó si se reunió con los Nule en estas circunstancias, fue: “Nunca, nunca, nunca”.

Lo cierto es que se declaró tranquilo y confiado en que saldrá libre del lío judicial y anunció que presentará nuevas pruebas sobre su inocencia en el sonado escándalo.

El alcalde Moreno ya había cumplido con un interrogatorio como este en noviembre de 2010, sin embargo, ante el hallazgo de supuestas nuevas evidencias y los testimonios que desde su llegada al país Miguel, Guido y Manuel Nule, al igual que su socio Mauricio Galofre, han dado al respecto, Moreno fue llamado para que extienda sus explicaciones.

Por ahora, en cuanto a la investigación penal, tras este nuevo interrogatorio, Samuel Moreno tendrá que esperar la decisión del fiscal Germán Pabón, quien evaluará si tiene pruebas contundentes para citarlo a una audiencia de formulación de imputación en su contra o si cierra la investigación.

Por su parte, el proceso disciplinario que tiene Samuel Moreno en la Procuraduría, por el cual lo suspendieron el pasado 3 de mayo de su cargo durante tres meses prorrogables, por supuesta omisión en el deber de asegurar las obras de la capital, sigue también su curso.