Siga en vivo el debate de control político al ministro de Hacienda

hace 2 horas

Santander sigue incomunicado

Presidente Santos alista viaje a San Vicente de Chucurí para coordinar ayuda.

Si el invierno presenta dimensiones dramáticas en el centro del país, la situación no es menos grave en Santander, donde la emergencia invernal completó ayer ocho víctimas mortales en menos de una semana.

La situación es tan preocupante que el presidente Juan Manuel Santos prepara viaje a la zona para principios de la próxima semana, con el fin de liderar la asistencia humanitaria a los habitantes de San Vicente de Chucurí. En ese municipio fue donde el miércoles una avalancha dejó 98 familias damnificadas, un muerto y nueve desaparecidos, cinco de los cuales fueron encontrados sin vida ayer.

En Lebrija, en el mismo departamento, fue hallado otro cadáver, de un joven de 16 años que el miércoles fue arrastrado por el río del Oro.

Ese mismo día otra avalancha acabó con el antiguo e histórico Puente de los Comuneros, en El Socorro. El derrumbe destruyó la estructura y terminó taponando la vía que de allí conduce al Palmar.

Aparte de las pérdidas humanos registradas en las áreas rurales, el problema más grave del departamento es la incomunicación de Bucaramanga, su principal centro urbano, con el resto del país. Lo peor es que sólo el martes se habilitará el paso en la vía a Bogotá, gracias a un puente metálico que miembros de la Segunda División del Ejército intentan adecuar.

El área metropolitana de Bucaramanga se mantiene en alerta roja, pues las fuertes lluvias podrían provocar el desbordamiento del río del Oro y el Suratá. Ante la emergencia, el alcalde de la capital santandereana, Fernando Vargas Mendoza, insistió en que las personas que ocupan las márgenes de los ríos deben desocupar sus viviendas, para evitar futuras tragedias. El municipio ofrece a los damnificados subsidios de arriendo por $300 mil mensuales.

Según fuentes locales, la terminal de transporte de Bucaramanga sólo está funcionando al 40% de su capacidad diaria. Las rutas más golpeadas son las que se dirigen hacia Cúcuta, Barrancabermeja y la costa Caribe.

El DANE informó que el 93% del país sufre los embates del invierno y se pueden calcular más de 2,2 millones de personas afectadas y 605.000 viviendas averiadas.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Ramiro Suárez: Dios en la frontera

Hidroituango sigue fuera de control