Santiago Arias: "Este equipo tiene mucha garra"

El antioqueño, uno de los más destacados en el debut contra Francia, dice que tiene los pies sobre la tierra: "Mañana (martes) ante Malí será otra final".

Por su perseverancia y garra se ganó el rótulo del alumno aventajado en la escuela de Alexis García en Medellín, en la que oficiaba como delantero o volante ofensivo. Sí, Santiago Arias, quien ingresó a la academia del Maestro en 2004, se emocionaba cada vez que veía el arco contrario. Poco a poco lo fue viendo más pequeño, desde más lejos, porque pasó de hacer goles a apropiarse de la banda derecha de sus equipos.

En Seguros La Equidad, conjunto al que llegó en 2008 y debutó un año después, el 19 de julio ante Once Caldas cumpliendo con la norma Sub-18, y las selecciones juveniles de Colombia, con la que alcanzó el cuarto lugar del Mundial Sub-17 de Nigeria 2009.

“Tiene muy buena salida, proyección, le gusta el gol, cabecea muy bien”, lo describe Eduardo Lara, quien lo conoce desde que tenía 12 años. El DT de la selección Sub-20 le da licencia para que encare, le habla todo el tiempo porque él es su interlocutor con todo el equipo. El paisa es uno de sus favoritos y por eso el sábado, con el gol que marcó ante los galos en el debut del Mundial, festejó a rabiar.

¿Cómo no?, si su experimento está funcionando: “Jugaba adelante, después lo fuimos acomodando y vimos que nos podía dar mucha salida como lateral y creo que ahí es donde rinde”, dice Lara.

Festejó más de la cuenta su primer gol en un mundial...

Claro. Sentí una alegría enorme. Había marcado en los cuartos del Mundial de Nigería (2009) contra Turquía, pero fue en la tanda de penaltis. Este es mi primero. Antes jugaba adelante y por eso, ahora que marco, me pongo tan feliz, porque además ocasioné un penalti a favor.

¿Qué le gritaba Lara en el primer tiempo?

Me decía que le transmitiera sus órdenes a los del medio, a los que estaban por el otro lado y no escuchaban. Me gritaba que mantuviera el orden en la línea de defensas y me pedía paciencia.

¿Les jaló las orejas el DT en el entretiempo?

Nos habló muy bien. Dijo que teníamos mucha ansiedad, que estábamos muy desesperados. Nos calmó y por eso cambiamos para el segundo tiempo.

¿Ganó la garra, entonces?

Sí. Este equipo tiene mucha garra. En Nigeria hace dos años demostramos que, así estemos por debajo en el marcador, siempre estaremos luchando para ganar. Es muy positivo cuando remontas de esta manera.

Y contra un rival como Francia...

Claro. Era un rival durísimo. Lo habíamos enfrentado en Toulon y ya habíamos tomado nota.

¿Qué le dice a toda la gente que ya está ilusionada con ustedes?

Agradecerles a mi país, a los que estuvieron el sábado en el estadio. Nos apoyaron aun cuando empezamos perdiendo. Ahora hay que tener los pies sobre la tierra, porque esto apenas comienza y mañana será otra historia.

¿Pudieron ver el partido entre Malí y Corea del Sur?

Sólo vimos el primer tiempo. Hay que tener cuidado con ambos equipos, porque son muy rápidos. Pero hay que estar organizados, aún más que contra Francia. De esa forma no habrá que pensar tanto en el rival.

¿Cómo sortear mañana la talla de los malienses, como la del 9, Kalifa Coulibaly (1,97 m)?

Uno, siendo aplicado y juicioso, y con la viveza en marca, lo podemos sacar adelante.

Sporting de Lisboa, su equipo

El sábado corrió como si en las atestadas gradas de El Campín hubiera estado el DT del Sporting de Lisboa portugués, Domingos Paciência. Arias luchó como pidiendo ya la titularidad en el club que lo fichó hace unas semanas. Se ruboriza, esconde sus brakets mientras ríe y responde que sólo piensa en el título del Mundial. Pero aunque está muy concentrado en el título del torneo orbital, se le escapa una que otra pregunta a James Rodríguez (hombre del Porto) como referencia del fútbol luso.

¿Está demostrando que puede ser titular en el Sporting Lisboa la próxima temporada?

No, sólo pienso en el Mundial Sub-20 y en salir campeón con la selección.

Pero se está haciendo usted mismo una buena vitrina...

(Risas). Siempre doy todo en la cancha y creo que me pude mostrar. Sé que tengo condiciones para ser titular en Sporting. Pero por ahora sólo pienso en la selección. Por ejemplo, ojalá pueda marcar otra vez.