Se frustran declaraciones en caso de carrusel de contratos distritales

A la diligencia de este martes no pudieron asistir el empresario Alejandro Botero y el hijo del expresidente Uribe, Tomás Uribe, quien se encuentra actualmente en el exterior.

Tomás Uribe Moreno, hijo del expresidente Álvaro Uribe Vélez, no asistió a la audiencia en la que estaba programada su declaración, dentro del proceso disciplinario que enfrenta el suspendido senador Iván Moreno por el carrusel de contratos del Distrito.

El testigo había sido citado para las 10:00 de la mañana en la sede principal de la Procuraduría General De la Nación, donde se juzga la responsabilidad del hermano del alcalde en la supuesta exigencia de comisiones a los empresarios Nule, a cambio de favorecerlos en licitaciones, como la de la Fase III de Transmilenio.

Como el hijo del expresidente Uribe, quien se encontraba de viaje en el exterior, también fueron citados a declarar el empresario Alejandro Botero y el exrepresentante legal de la Unión Temporal a cargo de la doble calzada Bogotá – Girardot, que fue concedida a los Nule, Francisco José Gnecco Roldán. La imposibilidad de los dos primeros para declarar deja en evidencia la frustración en la toma del testimonio de 15 de ellos.

De él se dice que fue testigo de una reunión en la que participaron Lucy de Moreno, esposa del senador sometido a juicio disciplinario y Miguel Nule, en la que se pusieron a debate algunos aspectos de la licitación en mención. Allí tambié habría estado presente el propio disciplinable.

Aparentemente, fue allí donde los exempresarios del Caribe se comprometieron a entregarle a la compañera sentimental del dirigente un área exclusiva en la carretera, para la instalación de una s estaciones de gasolina, a cambio de favorecimientos.

También fueron citados para esta jornada el secretario de General de la Alcaldía Yuri Chillán y los testigos Erika Yaneth Ahumada y Gabriel Jaime Trujillo.