Se mantiene mínima diferencia en el referendo de Ecuador

Un 44,55 % de los ecuatorianos rechaza la propuesta de crear un comité temporal para reformar la Justicia en tanto que un 44,28 % lo aprueba.

Los resultados del referendo de Ecuador sobre las preguntas relativas a la reforma judicial y la regulación de la prensa en el proceso electoral se mantienen muy ajustados y el “no” gana por unas décimas al “sí” con el 47,60 por ciento escrutado, informó el Consejo Nacional Electoral (CNE).
 
De acuerdo a los datos oficiales, un 44,55 % de los ecuatorianos rechaza la propuesta de crear un comité temporal para reformar la Justicia en tanto que un 44,28 % lo aprueba.

Esta es la pieza clave del referendo, pues a través de ese órgano, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha prometido hacer una depuración de magistrados y acabar con la deficiencia y “corrupción” en el sistema judicial.

Pero la oposición sostiene que se trata de una medida que acaba con la independencia de la función judicial y con la que el mandatario acumulará más poder.

Por otra parte, un 43,92 % de los votantes rechaza la propuesta para crear un órgano para regular los contenidos sexuales, violentos o discriminatorios de la prensa frente a un 43,22 % que lo aprueba, de acuerdo a los datos oficiales preliminares.

La oposición y gremios periodísticos afirman que ese consejo se podría usar para “censurar” a los medios privados, con muchos de los cuales Correa mantiene una relación de enfrentamiento, mientras que el mandatario señala que la meta es mejorar la calidad de la información.

En el resto de preguntas, el “sí” gana sobre el “no”, en algunos casos también con escasa ventaja como en la de la propuesta de reducir de 9 a 5 la composición del Consejo de la Judicatura, el órgano administrador de la Justicia, y con lo que el Gobierno pretendía dar agilidad al sistema.

En ese caso, el “si” tiene el 44,81 % y el “no” el 43,93 %, mientras que en la pregunta sobre la prohibición de juegos de azar con fines de lucro, el “sí” logra el 44,51 % y el “no” 43,06 %.

Las diferencias se amplían a favor del “sí” en preguntas relacionadas con la penalización del enriquecimiento privado no justificado, la prohibición de que directivos de medios de comunicación nacionales tengan acciones en empresas ajenas a ese ámbito y en una regulación de la aplicación de las medidas sustitutivas a la prisión preventiva.

El margen más grande de apoyo al “sí” se registra, hasta el momento, en las preguntas relativas a la falta de afiliación a la Seguridad Social con un 45,96 % frente a un 41,41 %, y la de la ampliación de la prisión preventiva con un 48,54 % frente a un 40,92%.

Con esta última propuesta, el Gobierno pretende que se evite que criminales peligrosos salgan en libertad por artimañas en el proceso que dilaten los tiempos hasta que caduque la prisión preventiva.

Alberto Acosta, excolaborador del Gobierno y que en la campaña electoral fue un activo impulsor del “no”, dijo que si es necesario se debe contar voto a voto para garantizar transparencia del proceso electoral pues no puede “quedar sombra de duda” sobre el mismo.

Al referendo del pasado sábado estuvieron convocados más de 11,1 millones de votantes.