Sebastian Vettel buscará una segunda victoria en Malasia

Si la lluvia hace su aparición en la pista, la carrera podría terminar con muchas sorpresas.

Sebastian Vettel (Red Bull), ganador en Australia de la primera carrera de la temporada de Fórmula 1, busca este fin de semana en Sepang, en el Gran Premio de Malasia, una segunda victoria seguida aunque la lluvia podría complicar las cosas al piloto alemán y a sus rivales.

"La motivación no me falta. Hasta ahora no había conseguido el trofeo con el canguro (el de Australia). Ahora ya lo tengo. Y este (el de Malasia) lo tengo desde el año pasado, voy a intentar ganar otro para ponerlo uno en el salón y otro en la habitación", bromeó este jueves el piloto.

El buen humor de Vettel contrasta con el mal humor de sus rivales que no lograron ganar la primera carrera del año, empezando por su compañero de equipo en Red Bull, Mark Webber, quinto en Albert Park,  "Descubrimos algunos problemas después de la carrera que no nos ayudaron mucho. Pero no voy a hablar de ello. Voy a hacerlo mejor este fin de semana y voy a estar entre los primeros, como siempre", pronosticó Webber.

Por su parte, el español Fernando Alonso (Ferrari), cuarto en Melbourne y claro aspirante al título, dijo estar más motivado que nunca para imponerse en Sepang tras la decepción en Australia.

"Sabemos que tenemos que mejorar nuestro rendimiento pero al mismo tiempo el resultado en la carrera no fue tan desastroso", aseguró.

"Tenemos que seguir concentrados en nuestro propio trabajo e intentar comprender la manera de sacar el máximo potencial al coche. Todavía queda mucho", añadió el asturiano, que en Malasia hará algunos cambios técnicos a su monoplaza.

Lewis Hamilton (McLaren), segundo detrás de Vettel en Melbourne, también es optimista de cara al fin de semana en Malasia.

"La semana pasada (en las clasificaciones) estábamos un segundo por detrás. Éramos competitivos en la carrera, pero aquí podríamos tener el coche más rápido", dijo el británico.

Sin embargo, si la lluvia hace su aparición en la pista, la carrera podría terminar con muchas sorpresas.

"El hecho de que el tiempo cambie con tanta rapidez hace muy estresante el trabajo de preparación. Pasamos de pronto de un día soleado a un chaparrón. Hay que estar preparado", dijo Alonso.

"No se trata sólo de un problema para los pilotos sino que afecta a todo el equipo. En algunos casos hay que tener un plan B, C o incluso D para estar preparado", añadió el español.

 

últimas noticias